CON POLONIA COMO PAÍS INVITADO, EL CERTAMEN ABRE SUS PUERTAS ESTE VIERNES

El Festival de Cine de Alcalá de Henares/ Comunidad de Madrid, ALCINE, que se celebra entre los días 5 y 13 de noviembre, llega a su cuarenta aniversario más vivo que nunca. Para celebrarlo, la organización ha preparado una serie de actividades con las que destacar la larga historia del certamen.
Además, como cada año, ALCINE tiene una sección dedicada a un país invitado, que en esta cuarenta edición es Polonia. Así, bajo el título de «24 horas polacas», el festival proyectará cortometrajes de algunos de los más prometedores realizadores de este país, así como una ópera prima, y ofrecerá un concierto.

El séptimo arte ha estado siempre ligado a Polonia. Un año antes de que los hermanos Lumiére patentaran la cámara de cine, Kazimierz Prószynski la inventó. Nombres como Roman Polansky, Andrzej Wajda y Krysztof Kieslowski demuestran el enorme talento de los cineastas polacos. Cada año salen de sus fronteras cortometrajes de excelente calidad. ALCINE, comprometido con el talento, abre sus puertas a lo más interesante del panorama cinematográfico polaco.

Asimismo, el público podrá disfrutar de la música de Aldona Nowowiejska, de cuyas notas e man an historias eslavas, compuestas de murmullos y susurros, que se elevan frenéticamente y, repentinamente, se detienen. La artista polaca vive en Francia desde hace doce años y podría escribir y cantar en francés, su lengua adoptiva; sin embargo, ha decidido man tenerse fiel a sus raíces y entonar su música en lengua polaca.

Por otro lado, desde 1987, el Festival de Cine de Alcalá de Henares, dedica especial atención a las óperas primas en la sección Pantalla abierta, donde se reúnen los debutantes más prometedores del último año. Por él han pasado figuras de nuestro cine como Alex de la Iglesia, Santiago Segura, Alejandro Amenábar o Isabel Coixet, entre otros.