PELÍCULA DESTINADA A UN PÚBLICO INFANTIL QUE PROTAGONIZAN IVÁN MASAGUÉ Y PATRICIA CONDE

El espectador adulto tiene que entrar en el juego que le propone desde la pantalla «Pancho» -un perro multimillonario-, en la ficción en colores del cine para niños, o se quedará frío sentado en su butaca preguntándose qué hago yo aquí. La película está llena de acción y aventuras, de amores perdidos y encontrados, de ladridos inteligentes, de rapidez, y de ingenuidad.
En «Pancho» no hay que analizar nada, sino devorar una bolsa de palomitas mientras pasan veloces las imágenes, como hace en la ficción ese chucho sabio y rico cuando ve la televisión tumbado en el sofá de su casa. Hay malos/malísimos, amores de los de antes, besos tímidos y un entrañable homenaje al cine, con referencias a Hannibal Lecter, Tintín, y a las películas de aventuras de espadachines y tesoros escondidos. Sensacional Patricia Conde, sobre todo de piernas (para huir de los malvados). Viendo «Pancho» se retorna mentalmente a las sesiones matinales de los domingos del cine de la infancia.