EL DIRECTOR, PROTAGONISTA DE UNA RETROSPECTIVA, RECIBE ESTE VIERNES EL HOMENAJE DEL CERTAMEN

Mario Camus pertenece a la generación del «Nuevo Cine Español”;
director personal, cercano al cine de autor pero distanciado por su
versatilidad, lleva cinco décadas retratando el imaginario de las costumbres
españolas. Nacido en Santander en 1935, deja sus estudios de Derecho para
diplomarse en Dirección en la Escuela Oficial de Cinematografía, de la que, más
tarde, es profesor. A principios de los 60 colabora con Carlos Saura en los
guiones de «Los golfos” (1959) y de «Llanto por un bandido” (1964). Después de
algunos cortometrajes, dirige sus primeros largos «Los farsantes” (1964) y «Young
Sánchez” (1965).

Desde sus comienzos experimenta con todos los géneros
cinematográficos, destacando títulos tan comerciales como «Al ponerse el sol” (1967),
protagonizada por el cantante Raphael, y «Esa mujer” (1969), con guión de
Antonio Gala interpretada por Sara Montiel.

Son las adaptaciones literarias realizadas en los 80 las que
le proporcionarán mayores éxitos: «La colmena” (1982), sobre la novela de
Camilo José Cela, y «Los santos inocentes” (1984) de Miguel Delibes, con la que
Alfredo Landa y Francisco Rabal obtuvieron, ex aequo, el Premio de Interpretación
del Festival de Cannes.

Para televisión ha dirigido series tan populares como «Camioneros”
(1973), «Fortunata y Jacinta” (1979), «Los desastres de la guerra” (1982) y «La
forja de un rebelde” (1988). Realiza sus películas más personales en la década
de los 90, con títulos como «Después del sueño” (1992), «Sombras en una batalla”
(1993), «Adosados” (1996) o «El color de las nubes” (1998).

Mario Camus es uno de los directores más galardonados de
nuestro país. Entre sus premios destacan los otorgados por el Sindicato
Nacional del Espectáculo, en 1975, a su película «Los pájaros de Baden-Baden”. Por
«La colmena” recibió, en 1982, los premios a la Mejor Película y Mejor Director
en el Festival de Cine de Alejandría, el Oso de Oro a la Mejor Película en el
Festival de Berlín, el Premio Cidalc a la Mejor Película y el Premio Berliner
Morgen Post a la Mejor Película. En 1984, «Los santos inocentes” consiguió el
premio a la Mejor Película en la Bienal de Cine Ciudad de Bogotá, el premio
Ecuménico a la Mejor Película en el Festival de Cine de Cannes, el premio al Mérito
Artístico y a la Mejor Película en el Festival de Cine de Alejandría y, un año
más tarde, el premio a la Mejor Película en los Festivales de Cine de Durban y
de Varna.

Mario Camus recibió, en 1985, el Premio Nacional de Cinematografía,
concedido por el Ministerio de Cultura y, en 1993, el Goya al mejor guión por
la película «Sombras en una batalla”. Su último largometraje, recién estrenado,
es «El prado de las estrellas” (2007), protagonizado por Álvaro de Luna, Marián
Aguilera y Rodolfo Sancho, entre otros.