«La herida», de Fernando Franco, en la comopetición internacional del certamen que comoenza este sábado

Mar del Plata viene creciendo progresivamente en los últimos años en base a una programación que resulta cada vez más rigurosa y variada, con una alta calidad en todas sus secciones, aunque su competencia internacional carezca de estrenos dignos de un festival de clase A, con repeticiones de películas que compitieron en San Sebastián.
Esta edición del festival puede quedar además en los anales de la historia cordobesa, ya que tres largometrajes locales participarán de sus tres secciones competitivas: «La laguna”, ópera prima de Gastón Bottaro y Luciano Juncos –ambos egresados de La Metro–, disputará el premio mayor del encuentro, el Astor de Oro, en la Competencia Internacional; mientras que «El grillo”, primer largo ficcional de Matías Herrera Córdoba (ya conocido por la excepcional «Criada”), producido por El Calefón, lo hará en la Competencia Latinoamericana; y «Escuela de sordos”, de la reconocida Ada Frontini –estrenado por estos días en el Espacio INCAA de la Ciudad de las Artes–, participará de la Competencia Argentina. A toda esta cosecha, inédita en la historia de la cinematografía local, hay que sumar la participación del nuevo cortometraje de Mariano Luque (director de «Salsipuedes”), titulado «Sociales”, en la Competencia Argentina de Cortos, lo que cierra un presente más que promisorio para la producción cinematográfica local, que hace unos años resultaba una verdadera utopía.
La Competencia Internacional, que entrega el premio mayor del festival, incluirá por ejemplo a las películas argentinas «Fantasmas de la ruta”, de José Celestino Campusano –film que vuelve a abordar la áspera realidad del conubarno bonaerense a través de la trata de personas–, y la citada cordobesa «La laguna”, especie de western heterogéneo que narra un viaje de redescubrimiento personal del protagonista. Ambos films se medirán con «Club sándwich” (México), de Fernando Eimbcke, «The Strange Little Cat” (Alemania), de Ramon Zürcher, «Yvy maraey – Tierra sin mal” (Bolivia/México), de Juan Carlos Valdivia, «La herida” (España), de Fernando Franco, «Drinking Buddies” (Estados Unidos), de Joe Swanberg, «Little Feet” (Estados Unidos), Alexandre Rockwell, «Bright Day” (Irán), de Hossein Shahabi, «La Bataille de Solférino” (Francia), de Justine Triet, «The Eternal Return of Antonis Paraskevas» (Grecia), de Elina Psykou, «La jaula de oro” (México/España), de Diego Quemada-Diez, «Pelo malo” (Venezuela), de Mariana Rondón, y «Las analfabetas” (Chile), de Moisés Sepúlveda, que será la película de apertura.
El jurado oficial estará integrado por Paula Astorga Riestra (directora de la Cineteca Nacional y Archivo de Cine Mexicano), el escritor Guillermo Martínez (también matemático argentino); Luciano Sovena (productor y ex directivo de Cinecittà), Javier Angulo (crítico y director español), y el cineasta coreano Bong Joon-Ho, a quien el festival le dedicará además una imperdible retrospectiva de sus películas.
Por el lado de la Competencia Latinoamericana, además de la cordobesa «El grillo”, el cine argentino ofrecerá otros tres exponentes: «El amor a veces», de Eduardo Milewicz, «Choele», de Juan Pablo Sasiaín, y «Tiro de gracia», de Nicolás Lidijover. Ellas disputarán el premio con «Los insólitos peces gato” (México), de Claudia Sainte-Luce, «Mambo cool” (México – EE.UU.), de Chris Gude, «El verano de los peces voladores” (Chile), de Marcela Said, «Penumbra” (México), de Eduardo Villanueva, «A estas alturas de la vida” (Colombia), de Alex Cisneros y Miguel Calisto, «Las Niñas Quispe” (Chile, Francia), de Sebastián Sepúlveda, «Esclavo de Dios” (Ecuador), de Joel Novoa, «O sol nos meus olhos” (Brasil), de Flora Dias y Juruna Mallon, y «Aja Por Instinto” (Brasil), de Paulo de Tarso Disca, entre otras.
A su vez, en la Competencia Argentina, concursarán la citada «Escuela de sordos», de Ada Frontini; «7 Salamancas», de Marcos Pastor; «Liberen a García», de María Boughen; «I am MAD», de Baltazar Tokman; «Mujer conejo», de Verónica Chen; «Algunos días sin música», de Matías Rojo; «Diamante», de Emiliano Grieco; «El aire», de Santiago Guidi; «Polvareda», de Juan Schmidt; «Tres muertos», de Jerónimo Atehortúa Arteaga e Iñaki Dubourg; «La utilidad de un revistero», de Adriano Salgado; «Imprescriptible», de Alejandro Ester; y «Maravilla, un luchador adentro y afuera el ring», de Juan Pablo Cadaveira. El jurado estará integrado por la directora chilena Isabel Orellana Guarello (programadora del Festival de Cine de Valdivia), Carlos María Domínguez (escritor, dramaturgo y crítico del diario uruguayo El País), y el alemán Sven Pötting (crítico y programador del Festival de Cine Kino Latino).
Pero esta enumeración es apenas el inicio de un programa inabarcable completamente. A las secciones competitivas se sumará como siempre la amplia sección Panorama, que reúne las películas de los grandes maestros o jóvenes promesas que están despuntando en el mundo, además de numerosos focos. Se verán aquí, por ejemplo, las nuevas películas de Andrzej Wajda («Walesa. Man of Hope”), Bruno Barreto («Flores raras”), Jia Zhang-Ke («Tian zhu ding”), Claire Denis («Les Salauds”), Kim Ki-Duk («Moebius”), Xavier Dolan («Tom à la ferme”), Yves Montmayeur («Michael H. Profession: Director”), Samantha Fuller («A Fuller Life”), Nicole Holofcener («Enough Said”), Maria de Medeiros («Repare bem”), Ettore Scola («Che strano chiamarsi Federico! – Scola racconta Fellini”), Hong Sang soo («Our Sunhi”), Frederick Wiseman («At Berkeley”) y Philippe Garrel («La jalousie”), sólo en el apartado «Autores”.
Ocurre que Panorama incluye una gran diversidad de focos y subsecciones donde, por ejemplo, estarán los últimos films del honkongés Johnnie To («Blind detective” y «Drug War”), de Hitoshi Matsumoto («R100”) y Sion Sono («Why Don’t You Play in Hell?”) –todas de la sección «Hora cero”–; de Jonas Mekas («Outtakes from the Life of a Happy Man”), Albert Serra («Historia de la meva mort”), Valerie Massadian («America”), John Smith («Dad’s Stick”), Ben Rivers (con Ben Russell en «A Spell to Ward Off the Darkness”), Jean-Marie Straub («Un conte de Michel de Montaigne”) o el irredento colectivo español Los Hijos («Une histoire seule”) –en la sección Estados Alterados–, reuniendo efectivamente las últimas obras de los mayores autores contemporáneos junto a la de las jóvenes promesas que han surgido en el mundo. Panorama se completa además con una amplia retrospectiva de cine argentino, titulada «Panorama Argentino”, otra latinoamericana («Las venas abiertas”), una sección dedicada al humor («Sentidos del humor” ), otra dedicada al cine juvenil («Busco mi Destino”), otra al formato Súper 8, entre varias más, que incluyen un foco a la directora española María Cañas, «que trabaja de manera muy irónica sobre imágenes de archivo televisivo que ella toma y resignifica», se adelanta.
Por último, mas no al último, vale destacar el foco «Portugal Alterado: las últimas películas» que continúa la sección abierta en 2012 titulada «España alterada», que reúne ahora a los nuevos realizadores que trabajan por fuera del sistema, resistiendo incluso la falta de subsidios y el peligro del cierre de la Cinemateca portuguesa. La muestra ofrecerá ocho cortos, un programa especial dedicado a Patrick Mendes (quien estará presente) y otros seis largometrajes, entre los que figuran «La madre y el mar», de Goncalo Tocha, y «Eso es amor», de Joao Canijo, jurado en la sección Latinoamericana. Con lo que se completa un programa que sin dudas provocará el éxtasis de los amantes del séptimo arte. Bienvenidos sea.