«Amama», el conflicto entre lo urbano y lo rural en los bosques de Euskadi

No es «Eva no duerme”, la película que uno esperaría sobre lo ocurrido con el cuerpo momificado de Evita hasta su regreso a Argentina 25 años de que saliese clandestinamente del país y Juan Domingo Perón lo conservase en su finca madrileña de Puerta de Hierro donde estaba exiliado, junto con su segunda esposa María Estela Martínez. Esa peripecia queda para quien la quiera contar y sería una historia tan apasionante como la de la propia Evita. En este filme, que protagonizan Gael García Bernal, Denis Lavant, Daniel Fanego e Imanol Arias, se cuenta el largo proceso del embalsamamiento del cadáver y su secuestro por los militares golpistas, para pasar a continuación a su regreso a Buenos Aires. Es una película introspectiva, rodada completamente en interiores, con numerosas imágenes documentales de la represión y los golpes militares en la Argentina de los 50 y 60. Se ve el largo proceso de embalsamamiento del cadáver, a cargo de un especialista solitario interpretado por Imanol Arias, el secuestro del cuerpo por un miliar golpista, su muerte por el grupo terrorista que lo secuestró muchos años después, y su regreso multitudinario a la Argentina, tras haberse intentado borrar el legado de Evita de la memoria popular.

«Eva no duerme” es una película extraña, fría y muy distante, que observa a los personajes que se hicieron cargo del cadáver de Eva Perón como los diseccionaría un entomólogo. La misma frialdad que desprende el filme se contagió al público, que en los pases matinales guardó un glaciar silencio.

Tampoco ha despertado gran entusiasmo «Amama” (abuela, en euskera) y eso que el filme jugaba en su propio campo. Dirigida por el cineasta vasco AsierAltuna, está interpretada por Iraia Elías, Kandido Uranga y KlaraBadiola, aunque el gran protagonista es un caserío familiar, heredado de generación en generación, en lo profundo de un bosque de Euskadi. La película plantea el conflicto entre lo urbano y lo rural y entre las tradiciones del pasado y los veloces cambios sociales del presente. También habla de las diferencias entre padres e hijos como dos formas diferentes de entender la vida. Los tres hijos de un matrimonio toman rumbos diferentes ante la abuela que calla y observa. La hija mayor se va a la ciudad a estudiar y trabaja como artista, ante la desaprobación de su padre. Pasaran años hasta que regrese cuando la «amama” fallezca.

«Amama” es una película intimista, que muestra la relación de las personas con su entorno natural, en un idílico paraje al margen del tiempo y del espacio. Una película que se podría calificar de «bonita”, así, entre comillas, pero muy menor. El recibiento ha sido correcto, con aplausos, pero sin entusiamo.

En la sección Zabaltegi ha destacado «Theheart of a dog”, de la compositora y artista Laurie Anderson. Se trata de un ensayo en el que Anderson combina los temas del amor, la muerte y el lenguaje con historias sobre su perra y su madre, con sus fantasías sobre la infancia y con sus teorías y filosóficas, un batiburrillo que únicamente interesará a quienes intenten comprender la personalidad creativa de la poliédrica Laurie Anderson.