El certamen, que se prolongará hasta el 30 de junio, contará con un total de 80 espectáculos de teatro, música y circo

El festival abrirá el 30 de junio con la propuesta ‘M.U.R.S.’ de La Fura en el Castell de Montjuïc, que tendrá aforo limitado -con funciones para 1.500 espectadores- y requerirá de reserva previa, y donde el público podrá interactuar libremente con «acontecimientos imprevisibles». En colaboración con el Tricentenari, será un «espectáculo revolucionario», y que promete ser el primer «smartshow» de la historia, donde se mezclarán los conocimientos y la técnica de La Fura con las últimas tecnologías.

«Para participar en él habrá que descargarse una aplicación móvil para gozar 100% del espectáculo», ha avanzado, y ha concretado que a partir de una situación de asedio contemporáneo se construirá la propuesta para comprender la sociedad del futuro. Sin embargo, el espectáculo propiamente inaugural tendrá lugar el 1 de julio en el Teatre Grec con «Wonderland», una producción de danza contemporánea de la compañía neoyorquina Gallim Dance -que nunca ha estado en Barcelona-, con dirección y coreografía de la reconocida Andrea Miller. Con 12 bailarines y numerosas funciones representadas alrededor del mundo, este baile es una crítica a la sociedad del consumo, ha explicado Simó, y su programación como apertura responde a la voluntad de Simó de inaugurar cada año con una disciplina diferente: y éste es el año de la danza.
Para empezar la programación, Marina Rossell presentará el segundo volumen de su homenaje particular a George Moustaki; a la vez que Mayte Martín interpretará «Por los muertos del cante» en un homenaje a los que han engrandecido el género flamenco. Las actuaciones musicales proseguirán con la compositora y pianista japonesa Hiromi, que hará saltar por los aires las convenciones del jazz; seguirá con el paso del músico Ludovico Einaudi; la actuación del líder de Eels, Mark Everett, con su visión pesimista de la vida, y la actuación de Els Amics de les Arts con su nuevo álbum.

La danza también estará representada por la Hofesh Schechter Company con el coreógrafo homónimo, que ha creado la pieza ‘Sun’ para advertir de los peligros del mundo, con la colaboración de El Mercat de les Flors. Jaume Villanueva exhibirá el espectáculo de danza «Romance de Curro El Palmo» a partir de la creación de Joan Manuel Serrat, con invitados de la talla de Antonio Canales, Eli Alaya, Nacho Blanco y Juana García.

El teatro musical tendrá su primera aparición «discreta» en el Grec de la mano de Simó con una actuación de Albert Guinovart y la Banda Municipal de Barcelona en «Nit de Musicals»; mientras que Ignasi Roda convertirá en teatro musical el cuento «Aquí descansa Nevares» de Pere Calders, un proyecto que merecía estar en el festival.

Asimismo, el Grec estrenará un nuevo proyecto especialmente pensado para el certamen: «encargarle a un autor contemporáneo que escriba una obra nueva que hable sobre la realidad actual pero con los parámetros del teatro clásico griego». De este modo, José Sanchís está ultimando el drama satírico «Bartomeu encadenat» -con título provisional- inspirado en el suicidio del jubilado griego Dimitris Christoulas en 2012 víctima de la tormenta financiera, y que será interpretado por jóvenes actores.

El festival encarará sus últimas jornadas con la «Nit de tango amb Mora Godoy» con la compañía de Mora Godoy, la figura más destacada del tango argentino actual; y su cierre contará con el encuentro entre Chano Domínguez y Niño Josele, donde pondrán en común sus conocimientos de jazz y flamenco.