SUS PELÍCULAS SON UNA MEZCLA ÚNICA DE ELEGANCIA, SÁTIRA, INTELIGENCIA, SUGERENCIA Y RITMO

Locarno 2.010 marcará el primer año como director artístico de Olivier Père tras la marcha de Frédéric Maire para hacerse cargo de las tareas de dirección de la Cinemateca Suiza de Lausana. Père procede del Festival internacional de Cine de Cannes, donde se forjó en la exigente sección Quincena de los Realizadores.
Y tan sólo a medio mes desde la clausura de la pasada edición, donde Holanda se apuntó seis tantos en el palmarés, ya se anuncia que del 4 al 14 de agosto próximos, todo aquel que pueda desafiar las altísimas temperaturas y humedad del Ticino al borde del Lago Magiore podrá disfrutar de una de las más completas retrospectivas -en alianza imprescindible con la Cinémathèque de París- del alemán nacionalizado estadounidense, inventor del inimitable «toque Lubitsch». Nacido en Berlín en 1892 y emigrado a los Estados Unidos en 1922, Ernst Lubitsch dirigió más de 70 largometrajes, de los cuales 20 se estiman definitivamente perdidos. Entre sus más famosas películas, «Ninotchka» (1939), lanzada con la publicitaria frase: «¡Garbo ríe!» y «Ser o no ser» (1942), con la prematuramente desaparecida Carole Lombard, en la cima de su vida, belleza y carrera. Lubitsch fue inicialmente actor y después, guionista, alcanzando la fama con una serie de exitosas comedias en su Alemania natal. Debutó en la dirección en 1.918 con «Los ojos de la momia», con Pola Negri y Emil Jannings, las más grandes estrellas del cine germano de la época. A través de posteriores dramas históricos y comedias, alcanzó el reconocimiento mundial y fue a Hollywood, donde perfeccionó sus sofisticadas comedias hasta la sublimidad. Pasó sin traumas del mudo al cine sonoro y dirigió varios títulos que son considerados obras maestras. En los años 30 y 40 dirigió a las máximas estrellas del calibre de Gary Cooper, Maurice Chevalier, Marlene Dietrich, James Stewart y Greta Garbo. En 1.947 se le concedió un Oscar honorífico, muriendo poco después víctima de un infarto mientras dirigía «The Lady in Ermine», que completó tras su desaparición Otto Preminger. Para Olivier Père, que se hizo cargo de cargo de director artístico del certamen el pasado día 1: «Ernst Lubitsch fue uno de los grandes maestros del cine y autor de las más perfectas comedias jamás rodadas. Queremos rendirle homenaje con esta retrospectiva y ofrecer al público de Locarno y a historiadores del cine la posibilidad de (re)descubrir el celebrado «toque Lubitsch», una mezcla única de elegancia, sátira, inteligencia, sugerencia y ritmo». Además, ayer se hizo saber los nombres de los componentes del nuevo comité de selección: Philip Cheah (Singapur), Jean-François Deveau (Francia), Mark Peranson (Canadá), Roberto Turigliatto (Italia) y Agnés Wildenstein (Francia). La 63 edición del Festival de Cine de Locarno (Ticino, Suiza) se celebrará del 4 al 14 de agosto de 2010.