cineastas, músicos, artistas y arquitectos convertirán los atractivos espacios del lugar en una vanguardista feria de las vanidades

Capitaneado por el equipo de la edición que bendijo con su presencia el maestro John Waters, RIZOMA sigue reinventándose con el propósito de colaborar activamente en el proceso de transformación de la cultura independiente en industria. Con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, durante una semana cineastas, músicos, artistas y arquitectos convertirán los atractivos espacios de Plaza España y su perpendicular Martín de los Heros en una vanguardista feria de las vanidades. Su meta será transmitir futuristas apuestas urbanísticas que revitalicen la zona.
Por su parte, la programación de RIZOMA enriquecerá la oferta cinematográfica madrileña ofreciendo títulos inéditos en España de la nueva ola de directores de la escena indie norteamericana, que han obtenido repercusión a su paso por certámenes como Sundance o Tribeca. Entre ellos, destacan el estreno internacional «Frances Ha» (Noah Baumbach, 2012) –una fábula urbana sobre la madurez protagonizada por una aspirante a bailarina-; y los estrenos nacionales «First Winter» (Benjamin Dickinson, 2012) –en la que unos urbanitas de Brooklyn aislados en una casa de campo se enfrentan por falta de comida- y «Detropia» (Heidi Ewing, Rachel Grady, 2012) -un alucinado collage sobre Detroit, una gran ciudad abocada a la disolución-.
Además, se proyectará elPremio RIZOMA 2013 de Distribución, que en la pasada edición fue a parar a la cinta de culto «Diamond Flash» de Carlos Vermut. El cineasta y los otros dos miembros del Jurado RIZOMA –la cantante Alaska y el director de cine Alberto Rodríguez («After», «Grupo 7»)- han seleccionado cuatro finalistas: «Cabás» (Pablo Hernando, 2012); «Enxaneta» (Alfonso Amador, 2013), «Ilusión» (Daniel Castro, 2013) y «Paradiso» (Omar A. Razzak, 2013) entre las 30 obras de Costa Rica, España, México, Perú y Túnez que se han presentado.
Por su parte, formaciones musicales que subvierten los géneros manteniendo la originalidad de la puesta en escena, transportarán a los asistentes a universos imaginarios. Además, el certamen incluirá animadas charlas en el COAM (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid). De esa manera, la calle se transformará en escaparate, galería y espacio de reflexión parala exquisita y fiel comunidad amante de la cultura independiente y con sello de autor.