Tras once años de ausencia, el multipremiado cineasta convierte a Mathieu Amalric en un hombre de negocios que intenta resolver un litigio familiar que le cambiará la vida

egún desvela Cineuropa, tras el moderado fracaso de «Bon voyage», el director de títulos como «Gracias y desgracias de un casado del año II» y del «El húsar en el tejado», también nominado al Óscar al mejor guion en 1965 por El hombre de Río, Rappeneau había encontrado dificultades para financiar sus proyectos.
La película la protagonizan Matthieu Amalric, Nicole Garcia, Gilles Lellouche, André Dussollier y Marine Vacth. Conocido por su perfeccionismo, el veterano Jean-Paul Rappeneau, de 82 años, cuenta con un aprecio enorme por parte de los actores. Escrita por el realizador junto a Philippe Le Guay (nominado este año al César al mejor guion original por «Molière en bicicleta») y su hijo Julien Rappeneau, el guion se centra en Jérôme Varenne, que vive desde hace más de diez años en Shanghai. Aprovechando un viaje de negocios en Europa, se detiene en París para pasar una noche con su madre y su hermano. Al saber que su antigua casa familiar se encuentra envuelta en un duradero conflicto local, Jérôme decide hacer algo para intentar resolverlo. Pero en Ambray, su ciudad natal, todo se complica. Allí tiene un extraño encuentro. La escapada al pueblo de Jérôme, que no debería durar más que algunas horas, se prolonga y va a cambiar su vida…
Producida por Laurent Pétin y Michèle Halberstadt para ARP Sélection (que también se ocupará de la distribución en Francia en 2015), Belles familles está coproducida por TF1 Films Productions. Preadquirida por Canal+ y OCS, la película está también apoyada por las ayudas en anticipo del CNC y de la región Ile-de-France. Las 12 semanas del rodaje se terminarán el 10 de septiembre y tendrán lugar en Blois, Tours, Chatou, Sèvres, París y su región con Thierry Arbogast en la dirección de fotografía (tras haber ganado tres César y ser nominado ocho veces). Las ventas internacionales están aún en plena negociación.