La película llegará simultáneamente a las pantallas de todo el mundo el próximo 17 de diciembre

El propio director lo ha desvelado a través de un comunicado publicado en Facebook en el que ofrece a los fans de la saga detalles sobre los factores que llevaron a cambiar el título de la culminación de la trilogía.
«Nuestro viaje al hacer la trilogía de «El Hobbit» ha sido de alguna manera como el del propio Bilbo, por caminos ocultos que revelan sus secretos medida que vamos avanzando. Partida y regreso parecía el título correcto para la segunda entrega de una narración dividida en dos filmes», señala Jackson haciendo referencia a la llegada de Bilbo, Thorin y su tropa de enanos a la ciudad de Erebor y su salida.

Algo que iba a estar en la segunda y última de las películas, pero que finalmente -al convertir la adaptación en trilogía- queda sin sentido ya que, como bien señala Jackson, «Bilbo ya ha llegado «allí» en «La desolación de Smaug».

«Cuando hicimos el viaje de estreno a finales del año pasado, tuve una conversación con el estudio sobre la idea de revisar el título. Decidimos no tomar una decisión hasta que tuviéramos listo un primer montaje de la película. La semana semana, y después de ver la película, todos estuvimos de acuerdo que ahora hay un título que es completamente apropiado: «The Hobbit: The Battle of the Five Armies» («El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos»), dice Jackson.

Además, Peter Jackson señala que el título de «El Hobbit: Partida y regreso» no será descartado totalmente, sino utilizado de una forma más adecuada a como lo hizo «el profesor Tolkien»; «No os sorprendáis si lo veis el box-set de la trilogía», apunta. «Pero antes de eso tenemos una película que terminar, y mucho que compartir con vosotros», señala el director neozelandés que tiene previsto el estreno de la última película de la trilogía el 17 de diciembre simultáneamente en todo el mundo.