EL PROTAGONISTA DE «IL DIVO» Y «GOMORRA» ES CONOCIDO COMO «EL ACTOR DE LAS MIL CARAS»

En 2008 pudimos ver a Servillo, «el actor de las mil caras» a bordo de las dos películas que reactivaron la presencia del cine italiano en el mundo, «Gomorra» e «Il Divo», en la que retrataba de forma fulminante al político Giulio Andreotti. Pero la carrera de este napolitano de 50 años se ha prolongado en el cine a lo largo de 17 años, bajo la dirección de autores del voltaje de Mario Martone («Muerte de un matemático napolitano», «Ensayo para la guerra»), Paolo Sorrentino («Las consecuencias del amor», «Il Divo»), Andrea Molaioli («La chica del lago»), Fabrizio Bentivoglio («¡Piérdete, Johnny!»), Antonio Capuano («Luna roja»), Matteo Garrone («Gomorra») y Elisabetta Sgarbi («Noches sin fin»), entre otros. Y se ha hecho merecedor de dos David di Donatello («Las consecuencias del amor», «La chica del lago»), además del galardón europeo del pasado año en Copenhague. Nacido en Afragola, Nápoles, en 1959, se forjó en el teatro a edad muy temprana. En 1977 fundó el Studio Teatro en Caserta y se unió al entonces director teatral Mario Martone para crear en 1987 el Teatri Uniti, en Nápoles. Interpretando de Molière a Miravaux, de Pirandello a De Filippo, además del repertorio napolitano contemporáneo, Servillo ha demostrado su grandeza como actor. Y también como director, dado que su «Trilogía de vacaciones», de Goldoni permanece aún hoy de gira por todo el mundo. Siendo reconocido como un gran actor y director en Italia, Servillo ha ampliado su arco artístico en la ópera produciendo piezas de Mozart, Cimarosa, Mussorgsky, Strauss y Beethoven en los más prestigiosos foros operísticos italianos y europeos. Debutó con «La cosa rara», de Martín y Soler, en 1999. Servillo acaba de rodar de nuevo con Sgarbi otorgando la voz narrativa al muy ambicioso fresco italiano «Non chierderici la parola» y rueda en la actualidad «Noi credevanno», junto a la formidable actriz británica Fiona Shaw, de nuevo a las órdenes de Martone. Vive desde hace años en Caserta junto a su esposa Manuela La Manna. Cada año, el festival de Locarno otorga el Premio a la Excelencia a aquellos actores que han logrado un gran prestigio internacional. En anteriores ediciones, lo recibieron Susan Sarandon, John Malkovich, Oleg Menchikov, Willem Dafoe, Michel Piccoli y Carmen Maura. Este año, no sólo lo recibirá Servillo sino que mantendrá un -se anticipa que tumultuoso- encuentro con el público.Para más información: www.pardo.ch