EL GALARDÓN LE FUE ENTREGADO EN EL MARCO DE LA 7ª MUESTRA DE CINE ESPAÑOL INÉDITO EN JAÉN

Cristóbal Criado, nacido en Arjona (Jaén) se mostró feliz
por el galardón que año tras año reconoce a jienenses de pro del mundo del cine
o a películas relacionas con la provincia: «Por todos los lugares por los que
paso llevo a gala decir que soy andaluz y de Jaén. Me emociona porque además
este es el primer premio que me dan en mi tierra”, dijo.

Criado es uno de los maquilladores más importantes del cine
español. Desde muy joven siguió a sus hermanas por la vida, viajando a Valencia
y a París. Fue precisamente en la capital francesa donde se produce el cambio
en su vida. Allí, un día visita unos estudios de televisión, y queda tan
entusiasmado que decide que ese va a ser su trabajo. Se prepara para ello y
consigue entrar en los informativos como realizador. Losd propios personajes
que pasan por sus manos y su buen hacer, lograrán el resto.

Cristobal Criado adquiere fama en la televisión francesa
tras maquillar a personajes de la política, la cultura y el cine. Sus comienzos
son con directores de reconocido prestigio en Europa. Jacques Rivettre, Claude
Chabrol, Jean-Luc Godard, Jean Aurel… y sus primeras caras maquilladas son,
en los años 60, el futuro de las pantallas francesas y europeas: Maria Callas,
Anna karina o Jean Seberg, entre otras. Pero Criado añora España y pronto se
propone ejercer su trabajo en su país. Amigo de Paco Rabal desde que le
maquilló en «La religioisa”, de Rivette, el actor le presenta a Rafael Gil, con
el que empieza a trabajar en «La mujer de otro”, maquillando a dos mujeres
espectaculares del momento cinematográfico español, Martha Hyer y Analía Gadé.

La internacionalidad de criado se pone a prueba de
inmediato, maquillando a Michelle Mercier en «Eva en la selva”, de Jeremy
Summers, para continuar en España con la firma de Elías Querejeta: «Los
desafíos”, de Claudio Guerín,, José Luis egea y Víctor Erice, lo que supone un
importante avance profesional. Pronto conoce a Carmen Sevilla en la película de
Rafael Gil «Un adulterio decente”, productor, director y actriz con los que
repetiría en muchos momentos de su carrera, mientras que paralelamente se
afianza como el maquillador preferido de Paco Rabal, con el que rueda en esa
época dos grandes producciones: «El Greco y su tiempo”, serie para la
Televisión Francesa y «Cristóbal Colón”, de Vittorio Cotafabbi.

Al final de los años sesenta trabaja entre Francia y España.
En los setenta, Criado

comienza a trabajar con los directores más importantes del
momento tanto nacionales

como internacionales: Luis García Berlanga, Nino Quevedo,
Eloy de la Iglesia, José Antonio de la Loma, José María Forqué, Vicente Aranda,
Mario Camus, Pedro Masó, Jose Luis Borau, Armando Osorio, Manuel Summers, Luis
María Delgado, Vázquez Figueroa o Germán Lorente, entre otros. A nivel
internacional, destacan Glauber Rocha, Ken Annakin, Charlton Heston, Richard
Lester, Peter Collinson y Volker Vogeler. Asimismo, pasan por sus manos actores
y actrices españoles de la época y muchos internacionales entre los que figuran
Charlton Heston, Oliver Reed, Richard Chamberlain, Michael York, Christopher Lee,
Jean Pierre Cassel, Peter Fonda, William Holden, Richard Attenborough, Charles Aznavour,
George Hamilton, Donald Shuterland, Raquel Welch, Geraldine Chaplin, Faye
Dunaway, Patricia Neal, Elke Sommer, Silvia Kristel, o Úrsula Andrews.

A partir de 1980, surge una nueva etapa en la vida profesional
de Cristóbal Criado.

Aunque él sigue apostando fundamentalmente por el cine
nacional trabaja con otros

directores, algunos de ellos jóvenes que debutan como
realizadores entre los que figuran

Javier Macua, José Luis Cuerda o José A. Salgot, así como
con nuevos realizadores

internacionales entres los que destaca James Cameron.
También realiza una importante

colaboración con la productora Nikel Odeón con dos películas
de José Luis Garci y dos de Antonio Jiménez Rico, además de una parte de la
serie de Garci para TVE, «Historias del otro lado”. Destaca asimismo la
colaboración con Rafael Gordon en las películas «La reina Isabel en persona” y
«Teresa, Teresa”, a la que habría que añadir recientemente «Bellos suicidios”.
Su colaboración con Mariano Ozores es también destacable en estos años, a través
de la serie de televisión «Taller Mecánico” y de diversas películas que rueda
con él.