El director «posee un estilo maduro y un ojo fabuloso para las pequeñas historias sobre luchas internas, religión, erotismo, muerte», según un comunicado del certamen

El Festival ha hermanado los trabajos de ambos directores, que acaban de estrenar sus últimos trabajos: el francés llevó «Dharma Guns», su más reciente pelíula a la sección Horizontes del pasado Festival de Cine de Venecia, mientras que Villaronga estrenó en la competición del pasado Festival de cine de San Sebastián con «Pan negro» («Pa negre»), en cartel en los cines españoles desde el pasado 15 de octubre.
F. J. Ossang ha realizado a lo largo de su trayectoria cuatro largometrajes y cinco cortos, que, según la organización del festival, destacan por su «expresividad, oscuridad y por jugar con las convenciones del thriller y la ficción especulativa. También se caracteriza por sus referencias a bandas de música industrial y post-punk». Su primera película, «L’Affaire des Divisions Morituri», se proyectó en el IFFR en 1985.
Agustí Villaronga, por su parte, debutó en 1987 con «Tras el cristal» y saltó a la fama en 2000 con su largometraje «El mar». La organización afirma que el director «posee un estilo maduro y un ojo fabuloso para las pequeñas historias sobre luchas internas, religión, erotismo, muerte y, a veces, estallidos de terror y violencia». Villaronga ha dirigido cinco largometrajes, dos documentales y varios cortometrajes y obras para televisión.
Ambos cineastas acudirán a Rotterdam para presentar tanto sus últimas películas como algunas obras de su anterior filmografía; asimismo, participarán en encuentros con el público en los que responderán a sus preguntas. Las retrospectivas de los dos directores se enmarcan en la sección «Signals» del festival, que también incluirá el trabajo del director estadounidense Nathaniel Dorksy, varios westerns comunistas, un programa inspirado en la interacción entre el cine independiente y la industria de la moda y la iniciativa Raiding Africa, sobre las relaciones entre China y África.