«HAPPY END” CIERRA UNA TRILOGÍA SOBRE EL HOLOCAUSTO

Con sus 70 años Frans Weisz no es el más veterano del equipo, sino el actor Rijk de Gooyer, quien a sus 82 años regresa ante las pantallas tras ocho años de ausencia, desde «Qui Vive, dirigida también por Weisz. «Happy Ending» cerrará la trilogía que Weisz comenzó con «Leedvermaak» (1985) y continuó con «Qui Vive» (2001). Las tres películas siguen los avatares de una familia judía tras el Holocausto y a lo largo de dos décadas. Siempre han sido escritas por la misma guionista e interpretadas por el mismo elenco de actores, en un caso casi sin precedentes.
Junto a De Gooyer, en el reparto también Pierre Bokma, Kitty Courbois, Cathérine ten Bruggencate, Edwin de Vries, Annete Nieuwenhuyzen y Peter Oosthoek.
El guión lo firma Judith Herzberg, produce Eyeworks y Weisz dispone de un presupuesto de cuatro millones de euros. Y ha recibido de los Netherlands Fonds un subsidio de 260.000 euros. El estreno de «Happy End» está previsto para la primavera de 2009.