A lo largo de las dos jornadas pasarán por el Parlamento las asociaciones de exhibidores, productores, distribuidores, la academia de cine y las televisiones privadas, entre otros

Los próximo días 4 y 5 de septiembre, el sector del cine y del audiovisual comparecerá en el Congreso de los Diputados, en relación con el Proyecto de Ley del Cine, aprobado el pasado 1 de junio por el Consejo de Ministros, para iniciar su tramitación parlamentaria por la vía de urgencia. A partir de entonces, los grupos tendrán hasta el 8 de septiembre para presentar sus enmiendas al texto.

Según el calendario previsto, el martes 4 comparecerán ante la Comisión de Cultura la directora de la Federación de Distribuidores Cinematográficos (Fedicine), Estela Artacho; el director de la Federación de Cines de España (FECE), Rafael Alvero; y el presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE), Pedro Pérez.

En sesión de tarde, acudirán a la Cámara Baja la presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Angeles González-Sinde; el secretario general de la Unión de Televisiones Independientes de Animación (APIA) y de la Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación (DIBOOS), Antoni D’Ocón; así como el presidente de Industrias Técnicas del Audiovisual (AITE), José Ramón Rodríguez. Las comparecencias se prolongarán hasta la mañana del miércoles 5, con la presencia del presidente de la Federación de Organismos de Radio y Televisión autonómicos (FORTA), Rafael Camacho; del presidente del Consejo de Administración de la Corporación de RTVE, Luis Fernández; del director de Continental, Francisco Casal; y del secretario general de la Federación de Actores del Estado Español (FAEE), Jorge Bosso. David Trueba, presidente de la Asociación de Realizadores y Productores Audiovisuales (ARPA) cerrará el turno de comparecencias.

A partir de entonces, los grupos parlamentarios tendrán unos días para estudiar las propuestas del sector y formular sus enmiendas al texto del Gobierno, ante el que Esquerra ya ha anunciado presentará una enmienda a la totalidad, al considerar que el articulado del Proyecto de Ley atenta contra «el respeto competencial» del Estatut.

Las enmiendas del PP, quien ya ha anunciado que apoyará el texto, irán encaminadas hacia la defensa de los intereses de los exhibidores, no pidiendo la anulación de la cuota de pantalla, pero sí solicitando compensaciones para los cines, según informan fuentes populares a Europa Press.

APOYO A SECTORES INDEPENDIENTES

El Proyecto de Ley del Cine, que no recoge cambios respecto a la situación actual de las televisiones -se mantiene el 5 por ciento con la regulación existente actualmente-, define por primera vez los sectores independientes de la industria cinematográfica, que suponen el 90 por ciento del cine español.

La normativa fortalece la industria, mantiene las desgravaciones del 18 por ciento para productores hasta 2012 y, como novedad, también para los coproductores (antes suponía un 5 por ciento). El texto contempla el «compromiso» de alcanzar en cuatro ejercicios los 100 millones de euros para el Fondo de la Cinematografía.

FLEXIBILIDAD EN LA CUOTA DE PANTALLA

Aparte de la trasformación del ICAA en Agencia Estatal, prestará atención a las nuevas tecnologías (digitalización) y a la coproducción con Europa e Iberoamérica. Otra novedad es que el texto, en el que lo más difícil era encontrar el «equilibrio», «flexibiliza» la cuota de pantalla (se contabilizará por sesión y no por días). También es novedoso el doblaje y subtitulación a las lenguas cooficiales.

Además de destinar ayudas para renovar las salas de exhibición (como la adaptación para discapacitados), el texto considera autor al director de fotografía y contempla la creación de un Registro de Bienes Muebles, del Ministerio de Justicia, para proteger las obras audiovisuales, así como da un toque de atención a la creación de artistas femeninas.