La popular zarzuela es el prólogo a las famosas y castizas fiestas de Madrid

Madrid se dispone a celebrar, el 15 de agosto, su fiesta más popular, la de la Virgen de la Paloma, que inspiró a Tomás Bretón y De la Vega su popular zarzuela, estrenada en el desaparecido teatro Apolo el año 1894. Los madrileños pueden ver ahora –y hasta el 9 de agosto- en el teatro Compac-Gran Vía la famosa zarzuela a la que seguirá, una semana más tarde, la auténtica verbena popular en el entorno de la calle Toledo.
Esta zarzuela, con música de Tomás Bretón y un libreto de Ricardo de la Vega, está inspirada en un joven cajista de imprenta, Julián (interpretado por Lorenzo Moncloa y Jesús Lumbreras), que provoca, por celos, un escándalo en una verbena popular, al ver a su novia Susana (Rosa Ruiz) acompañada del anciano boticario Don Hilarión (Enrique del Portal y Rafael Álvarez de Luna).
Esta zarzuela, que se estrenó el 17 de febrero de 1894 en el Teatro Apolo de Madrid, es una «obra muy coral con muchos personajes pequeños que son muy importantes», según Rosa Ruiz, y sobre todo «se trata de una historia que puede resultar muy cercana porque trata de celos y de amor».
Esta versión de «La verbena de la Paloma» busca según su director musical ceñirse «a la partitura original», por eso, «el papel de Hilarión lo interpretan personas que tienen más de 70 años» con el propósito -según Rosa Ruiz- «de darle credibilidad a la interpretación».
Antonio Ramallo, director de escena de la obra, ha destacado que esta zarzuela se representa «desde hace muchos años en Madrid por estas fechas», coincidiendo la ficción con la realidad del mes de agosto en la capital, que comienza con don Hilarión quejándose del «calor que hace esta noche».
La compañía Antología Lírica S.L. recoge el testigo del gran director José Tamayo. Sus herederos han confiado a parte del equipo que trabajó en las últimas producciones de Tamayo este montaje, así como «Zarzuela Antología» (Homenaje a José Tamayo) que se programará a continuación en el mismo teatro. Una garantía para un trabajo lírico bien hecho.