UNA COMEDIA QUE EVOLUCIONA HACIA EL MELODRAMA, DE RAFAEL SPREGELBURD, SOBRE LA PÉRDIDA, EL SACRIFICIO, EL ARREPENTIMIENTO Y EL PODER CURATIVO DE LOS SUEÑOS

Con Alberto Amarilla, Isabel Ordaz, Tomás Destal y Itziar Miranda formando el elenco, la función la dirige Amelia Ochandiano, quién desde 1982 pertenece a la compañía Teatro de la Danza de Madrid. En la actualidad es su directora artística y productora. Ochandiano califica «Lúcido» como «un texto divertido, sorprendente, emocionante y comprometido. Una comedia casi policiaca que se convierte en melodrama, y que habla de la pérdida, del sacrificio, del arrepentimiento, del consuelo que producen los sueños y del poder curativo del arte. Todos estos ingredientes hay que saber mezclarlos con acierto para dar con el «tono» adecuado de la obra, un tono que sepa conjugar lágrimas con carcajadas, sonrisas con dolor y ritmo con silencios, sueños bailados, sueños sufridos y verdades dolorosas».
Y añade la directora: «Todos estos requisitos son mucho más que un aliciente para un director de escena, que además produce, para embarcarse en un nuevo proyecto. Y aunque el reto es grande, sé que cuento con los actores perfectos para conseguirlo o al menos para intentarlo con la mayor honestidad y el mayor entusiasmo. Mi agradecimiento por adelantado».
La función permanecerá en el escenario del Teatro Valle Inclán de Madrid hasta el próximo 6 de enero.