EL ACTOR HA SIDO INVESTIDO ESTE MIÉRCOLES CON EL DOCTORADO HONORIS CAUSA DE LA UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Antonio Banderas que este verano rodará con «Pedro Almodóvar» su publicitado proyecto «La piel que habito», ha comentado que tiene la sensación»¡ de que está empezando y de que todavía no ha hecho lo que le va a definir algún día. «Estoy buscando mi personalidad también como director y la voy a encontrar», ha dicho en rueda de prensa Banderas, que ha recordado que ya fue nombrado «honoris causa» en el año 2000 por el Dickinson College de Pensilvania (EEUU), «pero no es lo mismo ser reconocido en casa».
Banderas ha enumerado sus muchos proyectos cinematográficos. Además del ya conocido nuevo trabajo con Almodóvar, Málaga se pone de nuevo a tiro como escenario en su faceta de director. El rodaje podría comenzar hacia marzo o abril de 2011 y será «una historia de ciencia ficción psicológica sobre un hombre que se enfrenta a una situación de soledad absoluta en el mundo actual por un problema ocasionado por la guerra».
Antonio Banderas también tiene previsto dirigir a su esposa, Melanie Griffith, en una cinta sobre «una familia norteamericana en la que ella interpreta a la madre, que mantiene un monólogo interno absolutamente radical y opuesto a lo que hace, porque lo que piensa y lo que ejecuta en la vida son dos mundos absolutamente diferentes».
Entre sus próximos proyectos destaca el regreso, veintiún años después de «Átame», con Pedro Almodóvar, algo que califica como un sueño y por el que ha retrasado su nueva aparición en los escenarios de Broadway. «Estoy muy contento de ponerme a las órdenes de Pedro. Han pasado muchas cosas en su vida y en la mía y vamos a ver cómo todas esas experiencias se ponen al servicio de la historia que vamos a tratar de relatar», ha añadido el actor malagueño, que comenzará el rodaje con Almodóvar el próximo 9 de agosto. Del guión, que le «encantó», sólo puede avanzar que es «una historia muy fuerte, de terror pero sin usar las claves del cine de terror», y «en la propia onda de Pedro», a quien le define «su propia personalidad y la forma de establecer las reglas del juego, algo que hizo desde sus primeras películas».
Banderas se ha mostrado muy cauto a la hora de relatar el argumento de la nueva cinta por respeto a Pedro Almodóvar al que, según ha dicho, «no le gusta que se revienten las historia de sus películas.
Mientras, la película sobre el rey Boabdil es «un proyecto de casi cincuenta millones de euros que va a necesitar financiación extranjera», y «Día roto», en la que participa como productor, proyecto que presentó en el Festival de Málaga del pasado año, en el que debutará como director el joven Nestor F. Denis, está «al borde de cerrar la financiación» y podría rodarse a partir del próximo otoño.
Banderas, con su productora Green Moon quiere hacer «proyectos más ambiciosos y producciones desde Málaga o Andalucía, algunas de las cuales se rodarán en inglés, porque sería estúpido no reconocer que ése es el idioma del cine», pero introduciendo «el mayor número de actores españoles».