Un retrato del artista de vanguardia Wladyslaw Strzeminski

«Afterimages», cuyo guion ha escrito Andrzej Mularczyk, sigue a uno de los artistas de vanguardia polacos más importantes: Wladyslaw Strzeminski. El título de la película hace referencia a las imágenes remanentes, a las ilusiones ópticas que continúan apareciendo bajo los párpados tras haber mirado un objeto que refleja la luz; viene directamente del trabajo del pintor y toma el nombre de su famosa serie de cuadros firmados entre el 1948 y el 1949.

Aunque Wajda pensaba rodar este retrato desde hace 20 años, no era su única intención la de transmitir a los espectadores nuevos conocimientos sobre el arte polaco de primera mitad del siglo XX, sino también presentar el lado humano de un artista. A los ojos de Wajda, lo que prima es la lucha y la resistencia de un hombre confrontado al régimen comunista; por encima de la actividad en solitario y en colectivos artísticos que el propio Strzeminski creó en los años 20 y 30 (con su mujer Katarzyna Kobro y el pintor Henryk Stazewski), que sin embargo tuvo un papel crucial en la historia del arte polaco del siglo. Strzeminski fue perseguido y víctima del sistema, que lo humilló y destruyó su carrera y su vida, hasta su muerte en 1952.

«Afterimages», producida por Akson Studio, dispone de un presupuesto de 2,3 millones de euros, que incluye casi 700.000 de apoyo por parte del Instituto de Cine Polaco (la ayuda más elevada de la última sesión del PISF). La película, de cuya dirección de fotografía se encarga Edelman («El pianiste», «Katyn», «La Venus de las pieles») se estrenará en 2016.