LA PELÍCULA, EN PREPRODUCCIÓN, BASADA EN HECHOS REALES, Narra el triángulo formado por John Ruskin, su jovencísima mujer Effie Gray y el pintor John Everett Millais

En «Una educación», apenas realizó un cameo como la estricta directora de un colegio de señoritas de clase alta. La mayor parte del tiempo lo dedica a su familia y a escribir. Y ha finalizado confeccionado un guión titulado «Effie», que al ser llevado al cine, también protagonizará.
Basado en hechos y personajes reales, «Effie» se centra sobre un triángulo amoroso: el conformado por John Ruskin, su jovencísima mujer Effie Gray y el pintor John Everett Millais. Se supo más tarde que Ruskin y Effie jamás consumaron su matrimonio. Y ella, en 1851, posó para el pintor pre-rafaelita John Everett Millais, protegido de Ruskin, enamorándose de ella. Al enterarse, Ruskin pidió la nulidad matrimonial. Ella se casó con el pintor y le dió ocho hijos, pero fue la anulación la que formó un monumental escándalo. En la película que se prepara, Orlando Bloom interpretará a Ruskin y Saoirse Ronan a su mujer adolescente Effie Gray.
Los productores de la película en preproducción se han dirigido a la corte federal de Nueva York para entregar una declaración en la que se afirma que el guión de Emma Thompson no colisiona con el copyright de la pieza teatral «The Countess», una pieza muy aclamada de Gregory Murphy. «La condesa» se recrea también en el escándalo Ruskin-Millais y se estrenó en 1999 en Nueva York, logrando 634 representaciones. En Londres, se reestrenó en 2005 y desde entonces se ha hablado de una adaptación para el cine, pero los abogados de Murphy han saboteado el proyecto una y otra vez conduciendo a la producción a serios problemas financieros. Thompson ha asegurado no haber copiado la pieza teatral, y de hecho, de no haber tenido jamás acceso a ella.
La fuente de la información es The Hollywood Reporter, desde donde se asevera que para que se pueda finalizar el proceso de búsqueda de financiación es necesario demostrar que las protestas de Gregory Murphy no son válidas. El escándalo Ruskin-Millais ya fue llevado al cine hace décadas. De hecho en los tiempos del cine mudo, cuando en 1912 se rodó «The Love of John Ruskin» y ha sido reproducido en producciones teatrales, emisiones radiofónicas, operas y dos series de la BBC.