«CURTAINS» CONSTITUYE LA GRAN SENSACIÓN DEL FRÍO INVIERNO NEOYORQUINO

La obra más taquillera de la Gran Manzana
este invierno es «Curtains”, con David Hyde Pierce, ganador del Tony Award
mejor actor de musical, muy conocido en España por ser unos de los
protagonistas de «Frasier”; ¿Quien no ha pasado un rato al lado de este
neoyorquino? Haciendo un gran tributo a los musicales de los años 50, este
musical ha desplazado a «Robin Hood”, que llevaba años en cartel.

Como clásicos de la gran manzana, permanecen «Mary Poppins”, «Grease” o el «Rey León” que, aunque
enfocados a jovencitos en un primer momento, gozan de una gran
espectacularidad, en particular este último que ha sido una de las adaptaciones
cinematográficas que mas éxito ha tenido
en los últimos años. Lo normal en estos casos es adaptar una obra de Broadway
al cine pero no al contrario. La creación de una atmósfera deslumbrante con
abundancia de efectos sonoros, un gran colorido y muchos efectos especiales, la
convierte en una obra para disfrutar con cualquier edad.

Esta ciudad nunca olvida sus obras
maestras que, aunque renovadas, llevan años en cartelera; como no, estoy
hablando de «Chicago” o «El fantasma de la ópera”, con un público excesivo en
cada actuación, muy populares entre los turistas. «Chicago” está localizada en The Ambassador Theatre, algo poco habitual entre los musicales. El local está mejorando sus propuestas que estuvieron algo decaídas
durante los pasados años. Sin embargo, ahora es tal la calidad que no es raro
ver a multitud de actores famosos sentado en la primera fila de butacas
observando como se desarrolla la obra.

Por último me gustaría presentaros la más reciente novedad en teatro adolescente, «Rock`n`Roll”, bastante claro y conciso en su
titulo, que básicamente nos muestra una la evolución del rock a lo largo del
siglo XX y como éste simboliza para varias generaciones la resistencia en Inglaterra. Grandes expectativas, que convierten al quinceañero en
su protagonista absoluto gracias al gran trabajo de carácter con sus
personajes.