DE NUEVO CON MATT DAMON COMO PROTAGONISTA Y CON PAUL GREENGRASS EN LA DIRECCIÓN, YA NO ESTARÁ BASADA EN NINGUNA NOVELA DE ROBERT LUDLUM

En esta ocasión la elección del guionista es mucho más importante ya que mientras que las tres primeras películas tenían como sólida base otras tantas novelas del creador del personaje, Robert Ludlum. pero ahora, agotado el sustento literario, tendrá que crear una historia original. Lo cierto es que, con las cifras en la mano, a nadie puede sorprender que Universal Pictures no quiera enterrar a su saga más taquillera a pesar de que no queden novelas del personaje que llevar a la gran pantalla.
Con la primera entrega, «El caso Bourne», que tenía un presupuesto de 60 millones de dólares, Universal recaudó solo en taquilla 214 millones, con la secuela, «El mito de Bourne», el pelotazo fue incluso mayor con una recaudación de 288 millones de dólares con un presupuesto de 75 millones de dólares. Pero la apoteosis total llegó con la última entrega, «El ultimátum de Bourne», estrenada en 2007 y que recaudó más de 442 millones de dólares con un presupuesto de 110 millones de dólares. Bourne es un verdadero filón que ha convertido a Matt Damon en el actor más rentable de Hollywood y que volverá a las pantallas en 2010.