ESTE GALARDÓN LE FUE CONCEDIDO POR SU LABOR DE PROTECCIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Y DIFUSIÓN DE LA CULTURA CINEMATOGRÁFICA

Previamente a la entrega, Enrique Cerezo dió una conferencia sobre la defensa de los Derechos de Propiedad Intelectual, dentro del ciclo que se lleva a cabo en la programación docente de la Escuela Diplomática. Enrique Cerezo se preguntaba ayer «¿Qué hace un país del occidente europeo con una larga y rica tradición cinematográfica en la lista negra de los peores infractores de la propiedad intelectual, junto a estados que no poseen ni industria fílmica, ni cines?»
Cerezo dio datos: «400 millones de películas descargadas ilegalmente al año y unas pérdidas de más de mil millones de euros para el sector, explican el gran lastre que tiene que soportar España en lo referente a la industria de la cultura. Los derechos de propiedad intelectual son la herramienta que permite la correcta explotación de las obras en beneficio de la futura creación cultural», recordó Cerezó. Y añadió que «las industrias culturales suponen ya más del cuatro por ciento del Producto Interior Bruto nacional, pero este peso creciente depende de una creatividad que está mermando la piratería».