Ignacio del Moral estrena en el teatro Álfil de Madrid uno de sus primeros textos

La obra tiene un diálogo vivo y ocurrente, lleno de ingenio. Es teatro de situaciones, con la fuerza de la palabra siempre. Hay acción, divertimento y tensión. En definitiva, se trata de buen teatro. Con momentos extremos, con frases que bordean el absurdo: «No hay una buena ordenación sin una desordenación”, dice un personaje.
La compañía ha abordado el texto para la puesta en escena como si todo lo que tuviera dentro fuese un juego, lo que en cierta medida lo minimiza. Y alguna actriz sobreactúa permanentemente.Y lo que es peor: lo hace premeditadamente. De todos modos la función entretiene, sobre todo a los niños.
Ignacio del Moral es uno de los dramaturgos más valorados y consolidados del momento. Es autor de obras teatrales como «La Noche de Sabina» o «La Mirada del Hombres Oscuro». Además se trata de un brillante guionista de televisión, en series como «El comisario» o «Eva y Adán».
«Espías», con su lejana influencia del teatro del absurdo, sigue viva muchos años después de ser escrita.