GERALDINE CHAPLIN, VANESSA REDGRAVE Y JEFF DANIELS RECIBIRÁN SENDAS LADY HARIMAGUADA DE HONOR

La competición del certamen se compone de películas
procedentes de todos los continentes: «La familia Savage”, de Tamara Jenkins (EEUU),
«Andarihlo”, de Cao Guimarães (Brasil), «Wonderful Town”, de Aditya Assarat (Tailandia),
«Una chica de verdad”, de Craig Gillespie (Canadá – Estados Unidos), «Tussenstand”
/ «Stages”, de Mijke De Jong (Holanda), «Strizh”, de Abay Kulbayev (Kazajstán),
«Les Coeurs Brulès”, de Ahmed El Maanouni (Marruecos), «L’Aimée”, de Arnaud
Desplechin (Francia), «Japan, Japan”, de Lior Shamriz (Israel – Alemania), «Hafez”,
de Abolfazl Jalili (Irán – Japón), «Geomeun Ttangui Sonyeowa” / «With a Girl of
Black Soul”, de Jeon Soo-il (Corea del Sur – Francia), «Garage”, de Leonard
Abrahamson (Irlanda), «Foster child”, de Brillante Mendoza (Filipinas), «El
hombre robado”, de Matías Piñeiro (Argentina), «Crimen y castigo”, de Zhao
Liang (China – Francia), y «Ai No Yokan” / «The Rebirth”, de Masahiro Kobayashi
(Japón). El jurado está compuesto por la directora Chantal Akerman, el actor Peter
Coyote, el director Jose Fonseca e Costa, la actriz Claudette Maillé, el
profesor y crítico cinematográfico Adrian Martin, el director Javier Rebollo, y
la productora y crítico de cine Conny E. Voester.

RETROSPECTIVAS

La primera de las retrospectivas del Festival de Las Palmas
de Gran Canaria está dedicada a cineasta (y videasta) Naomi Kawase. Nacida en Nara,
Japón 1969, se cuenta entre aquéllos cineastas que alternan la ficción (cuatro
largometrajes en 35 mm.) y la no-ficción bajo la forma del libro de notas o el
diario íntimo (en Súper 8 y vídeo). Si hubiera que definir su trabajo de forma
breve, podría decirse que sus imágenes tienen siempre la cualidad de un
alumbramiento, de un nacer para el mundo no exento de una profunda melancolía. Radicalmente
personal en todos y cada uno de sus proyectos, se trata, probablemente, de una
de las cineastas más originales e influyentes del momento. El ciclo fue
acordado con la propia directora y los responsables del departamento de
Programación de nuestro festival días antes de que recibiera el Gran Premio del
Jurado del Festival de Cannes con su último trabajo, «El bosque del luto”. Esta
retrospectiva se completacon la edición de un libro a cargo del escritor
especialista en el cine de la joven directora, José Manuel López.

La segunda gran retrospectiva está dedicada al cine mexicano
en dos vertientes, el cine más nuevo procedente de aquel país y una mirada a la
obra del veterano Jaime Humberto Hermosillo. El éxito que, desde hace algunos años,
se han granjeado los últimos cineastas mexicanos en los certámenes más
prestigiosos del mundo (Cannes, Venecia, Berlín, Toronto, Karlovy Vary…),
coronado por el apoteósico recibimiento en el pasado festival de Cannes de «Luz
silenciosa”, de Carlos Reygadas, constituye, sin duda alguna, un síntoma de la
buena salud de la que goza actualmente esta singular

cinematografía. Así pues, y continuando con la tradición del
festival de consagrar un espacio a los cines nacionales en respuesta a los efectos
devastadores derivados de la globalización cultural, se dedica una amplia
retrospectiva con la que se puede revisar el cine más innovador y combativo que
hoy se produce en México, firmado por talentos de la talla de Amat Escalante,
Juan Carlos Rulfo, Celso García, Julián Hernández o el propio Reygadas.

Jaime Humberto Hermosillo, que estará presente a lo largo
del certamen, es autor de largometrajes tan emblemáticos en la moderna
cinematografía mexicana como «María de mi corazón” (1979), «Doña Herlinda y su
hijo” (1984), la comedia más abiertamente gay de los años ochenta, o «La tarea”
(1990). Jaime Humberto Hermosillo constituye una referencia ineludible a la
hora de hacer un balance objetivo del cine de autor centroamericano de la década de los ochenta y noventa.

Direct Cinema es una mirada plural al territorio de
exploración donde el concepto «cine directo”, lejos de designar un movimiento
cinematográfico dentro de la historia del documental, se va conjugando con
nombre propio en las propuestas de los cineastas protagonistas de aquella
revolución quizás efímera y de otros que a partir de ella capitalizaron sus
logros en el documental o la ficción.

LA NOCHE MÁS FREAK

Bajo este epígrafe se esconde una cita ineludible una de las
noches del Festival. El género fantástico constituye el eje fundamental sobre
el que gira esta propuesta, ya habitual en el certamen, consistente en un maratón
de proyecciones entre las que se incluyen las de algunos de los largometrajes y
cortometrajes que mejor respuesta de público y de crítica han obtenido a lo largo
del año en los certámenes más prestigiosos del género. Aunque lejos de nuestra
línea tradicional, este espacio, de tono heterodoxo, cuenta con un importante número
de seguidores que acuden, año tras año, a la cita en busca de ese cine
excitante, inconformista y rompedor que, normalmente, no tiene posibilidades de
acceder a los circuitos convencionales de distribución.