«Refugio», un drama ambientado en el mundo del circo que el actor mexicano lleva años preparando en compañía de su hermano Bruno, como productor

El reparto se completa con Arcelia Ramírez, la canadiense Stefanie Sherk (su novia) y la polaca afincada en México Ludwika Paleta. Deadline revela que con este reparto estelar, la producción se ha iniciado la pasada semana en la capital azteca, y esta historia sobre un nombre nacido en el seno de un circo ambulante que parte en busca del gran amor de su vida, contará con un personaje central interpretado por varias actores en las diversas etapas de su vida, uno de ellos el propio Demián. Sin embargo, quien durante más metraje lo asume es su sobrino José Angel, quien perteneciente a la saga familiar de estos profesionales mexicanos del espectáculo de antepasados originarios del Libano, lleva actuando desde niño. Este mismo año participó con María Rojo y Ernesto Gómez Cruz en «Jirón de niebla», de Julio César Estrada.
Demián ha aprovechado para rodar «Refugio» en la pausa entre temporadas de su actual serie estadounidense «The bridge», que fue recientemente renovada. El astro mexicano está en el mejor momento de su carrera, y debe aprovecharlo para no sólo afianzarse en su estatus de actor hispano en Estados Unidos, sino buscar nuevos horizontes en su propio país. De ahí que haya elegido un film que estará dialogado mayoritariamente en español.
Después del prestigio alcanzado por su nominación al Oscar con «Una vida mejor», Bichir, que es también autor del guión, que ha ido retocando a lo largo de años, estrenó este 2013 la exitosa comedia estadounidense «The heat» y en un papel aún menor se le verá muy pronto en «Machete kills», de Robert Rodríguez.
«Refugio» se filma en una carpa real de circo levantada no sin dificultades por las fuertes lluvias a las afueras de la capital federal. Otro de los productores, Alex García («Salvando al soldado Pérez», «El Santos VS la Tetona Mendoza», «Casa de mi padre») ha dicho a Milenio que Bichir «está muy contento y enfocado en su trabajo, Demián es un profesional. Siempre me pregunté qué tanto me iba a presionar como productor, pero la verdad es que el trabajo ha sido bello y tranquilo. El está muy agradecido por todo lo que hemos hecho para apoyarlo, pero debo confesar que lo hacemos porque es un profesional. Es específico en lo que busca como director y se entrega con pasión; lo único que puedo decir es que va a ser un gran director de cine».