un thriller supernatural que explora cómo transmitimos nuestros miedos a nuestros hijos y éstos pasan de generación en generación

«Hay miedos oscuros acerca de cómo terroríficos intrusos visitan a dos familias de España e Inglaterra. Cómo dos culturas diferentes confrontan esos oscuros miedos. Quiero indagar en los orígenes del Mal explorando la mente humana. Por eso, es un «thriller» supernatural con una base psicológica».

P.: Carice van Houten es Susanna, la mujer de Clive Owen. ¿Cómo se produjo la elección de ambos?

R.: Ví a Owen en «Hijos de los hombres» y casi a la vez, a Carice en «El libro negro» y ¡zas! supe que tenía a la pareja inglesa. Ella tiene las cualidades de una actriz clásica y su trabajo con Clive es más de lo que deseaba. Ambos traen la fusión necesaria entre un inglés y una holandesa. Es una historia noreuropea y ella trae ese aroma requerido. También me mostró su trabajo en «De gelukkige huisvrouw» («El ama de casa feliz»), su trabajo de cómo la demencia se apodera de una mujer tras dar a luz, es sencillamente impresionante.

P.: ¿Que detalle extra ha traído en su maleta Van Houten?

R.: El que su arco emocional es inmenso. Puede mostrar diferentes emociones en una misma escena. La vemos decir algo y sentimos que piensa lo contrario. Esa zona gris es inherente a la naturaleza humana. Carice puede hacer de mujer normal y al mismo tiempo, tiene esa calidad clásica y la extrama sensibilidad, que le fluye del interior.

P.: ¿Fue la elección de Van Houten un problema para el estudio detrás de la producción?

R.: Fue fácil convencerles mostrándoles «De zwartboek» («El libro negro»), dirigida por Paul Verhoeven, cuya fama internacional es indiscutible, y «El ama de casa feliz» («De Gelukkige Huisvrouw»), un enorme número uno en cines y DVD’s en su país. No fue difícil cuando vieron su trabajo y también mi necesidad de actores de diferentes países, algo que funcionaba como un reloj, a la perfección, en «Inglorious Basterds», por poner un ejemplo.