El intérprete de 86 años, que trabajó también con Rainer Werner Fassbinder, se volcó en sus últimos años de vida en proyectos de cooperación para África

Nacido en 1928 en la ciudad alemana de Darmstadt de una madre cantante de ópera y de un padre director de orquesta mundialmente conocido, Karlheinz Böhm había cumplid 86 años en marzo pasado. Actor en Alemania, Böhm se dio a conocer internacionalmente gracias al papel de emperador Francisco José, marido de la emperatriz Sisí encarnada por Romy Schneider, en la mítica trilogía de mediados de los años 1950.
Tras el papel de yerno ideal en las tres películas de la saga, protagonizó «El fotógrafo del pánico» («Peeping Tom») del británico Michael Powell y participó en varias películas del cineasta alemán Rainer Werner Fassbinder. Tras un viaje a África en los años 70, se convirtió en cooperante.
En mayo de 1981, en un programa de la televisión alemana que también se difundía en Suiza y en Austria, dijo: «Apuesto a que no hay un tercio de los telespectadores que done un chelín, un marco alemán o un franco suizo para ayudar a las poblaciones del Sahel», región de África azotada entonces por una terrible hambruna. La operación fue un éxito. El actor consiguió recaudar 1,2 millones de marcos. Así nació la ONG ‘Menschen für Menschen’, asociación que dirigió hasta 2011 cuando, enfermo, le pasó el testigo a su esposa Almaz.