Poseedor del Goya de Honor, acababa de estrenar «Al Pereira vs. the Alligator Ladies»

Jesús Franco, nacido en Madrid, aunque afincado en Málaga, era director de cine, actor, guionista, compositor, productor y montador, una extensa trayectoria cinematográfica por la que fue premiado con un Goya de Honor en 2009. Autor de más de 200 títulos, trabajó en multitud de países, tales como Francia, Alemania, Suiza, Portugal, Italia o Estados Unidos y transitó por todos los géneros, comedia, terror, western o cine erótico.

Entre las cintas más destacadas de Franco, autor también de muchas de las bandas sonoras de sus películas, se encuentran «Gritos en la noche», «El castillo de Fu-Manchú», «Venus in furs», «99 mujeres» u «Orgasmo perverso». Fue colaborador, además, de Orson Welles en «Campanadas a medianoche».

Especialista en cócteles de terror, erotismo, fantasía y aventuras, este hombre «enamorado del cine” rodó en toda Europa y ningún género le fue ajeno, aunque se decantó por el erótico y el fantástico, e hizo acopio de un abundante listado de seudónimos: Jess Franco, Clifford Brown, James P. Johnson, Jess Frank. Reivindicado por estudiosos de Europa y Estados Unidos, el que era tío del escritor Javier Marías abandonó los estudios de Filosofía y Derecho, y estudió cine en Madrid y París. Apasionado por la música, sobre todo el jazz, fue ayudante de dirección, guionista, músico, actor y jefe de producción. En 1959 dirigió su primer filme, «Tenemos 18 años», y, desde entonces, no paró de filmar, llegando a realizar diez películas en un año (1973).

«Necromicón», «Gritos en la noche», «Diario íntimo de una ninfómana», «El castillo de Fu-Manchú», «Venus in furs», «99 mujeres», «Orgasmo perverso», «Con un silencio de tumba» –cinta con la que inicia la actividad de su propia productora, Manacoa Films–, «Killer Barbys contra Drácula», secuela de su «Killer Barbys», son solo una pequeña muestra de las obras de este director de culto reconocido internacionalmente que colaboró, entre otros, con Berlanga, Bardem, Nicholas Ray, Robert Siodmak y Orson Welles. En 1992 afrontó el montaje de las imágenes del inacabado Don Quijote, de Orson Welles, con quien trabajó en «Campanadas a medianoche».

Fue autor de muchas de las bandas sonoras de sus películas y actor, siendo especialmente recordada su aparición a las órdenes de Fernando Fernán Gómez en «El extraño viaje». La actriz Lina Romay, pareja y musa del singular director, había fallecido en febrero de 2012.