Director, productor, guionista y actor, se adentró en el celuloide en el año 1958

Nacido en Madrid, debutó como director en «Aquellos tiempos del cuplé», codirigida con Mateo Cano. Después de esta película, y con el auge de las coproducciones, tuvo su época de mayor actividad en la profesión durante los sesenta y los setenta, cuando se llegó a definir como un director al servicio de la industria.

Como escritor y guionista tuvo como género fetiche la ciencia ficción –bajo el que filmó películas como «Ivanna» o «Las cinco advertencias de Satanás»– y el cine de aventuras, con títulos como «Robin Hood, el arquero invencible» o «El Zorro de Monterrey». Cabe destacar, entre todas sus obras, «La orgía de los muertos» (1972), considerada como una de las grandes aportaciones al cine fantástico español y de la que también fue guionista. Mas adelante se aventuró en el apartado de los cortometrajes, dejando dos títulos: «Juan Ciudad: ese desconocido» y «Dejadme vivir», obra que pertenecería a sus últimos proyectos, pues su actividad cesó con la llegada de los años noventa.

Como director de producción trabajó junto a grandes realizadores como Fernando Fernán Gómez («Cinco tenedores»), José María Forqué («¡Qué verde era mi duque!») y José Luis Garci, quien también quiso ponerle bajo los focos haciéndole aparecer en películas como «El abuelo», «El crack dos» o «La herida luminosa».