MAGALY SOLIER, LA ACTRIZ DE «LA TETA ASUSTADA», PROTAGONIZARÁ LA PELÍCULA

El amor es el motor de «Amador», que mezcla los géneros como los mezcla la vida, y se aproxima al drama con sentido del humor y despiadada ternura. En palabras de su guionista y director, habla «del complicado dilema que plantea a diario la supervivencia, entre actuar como nos exige la conciencia o como impone la necesidad. De la vida y de la muerte, que en esta historia comparten habitación: un pequeño dormitorio en la periferia de cualquier ciudad. Y también de lo que sucede entre una y otra, y quizá da sentido a las dos: el amor”. El rodaje comenzará este verano, en diferentes localizaciones de Madrid y Barcelona.
Magali Solier dará vida a Marcela, una mujer joven en apuros económicos que cuida durante el verano de Amador, un señor mayor postrado en cama, en ausencia de su familia. Los dos ocultan algo que nadie sabe de ellos. Dos desconocidos, Marcela y Amador no tardan en confiarse sus respectivos secretos. Un suceso inesperado dejará luego a la chica enfrentada a un difícil dilema moral. Pero Amador y Marcela han alcanzado ya, sin saberlo, un acuerdo. Al cumplirlo van a demostrar que la muerte no siempre es capaz de detener la vida.