LA PELÍCULA HA SUPUESTO EL DEBUT EN LA DIRECCIÓN DE ALEXANDRE CHARLOT Y FRANCK MAGNIER, GUIONISTAS DE «BIENVENIDOS AL NORTE»

La película se basa en la novela del francés Charles Exbrayat, «Ne vous fâchez pas Imogène», cuyo guión y adaptación firman los propios directores, que arranca en Londres en mayo de 1962. Imogène McCarthery es una escocesa de fuerte carácter, a la que le gustan el whisky, la gaita y humillar al Almirante para el que trabaja como secretaria. Cuando esperaba que la despidieran, le conceden contra todo pronóstico una misión secreta: llevar los planos de un nuevo y revolucionario avión de guerra a un contacto en Callander, Escocia, su ciudad natal. Pero Imogène no sabe lo que le espera: una conspiración que la supera, tres despiadados agentes bolcheviques y, sobre todo, su gran amor de juventud, al que encuentra destrozado por un terrible secreto.
La película ha contado con un presupuesto de 17 millones de euros, con un rodaje que se ha desarrollado durante diez semanas en París (seis semanas, la mitad de ellas en estudio), Escocia (tres semanas) y Toulouse, donde 400 extras hicieron de espectadores de un partido de rugby que tuvo lugar en 1962 en el estadio de Murrayfield.