Dirigida por Ana Murugarren, es un thriller social con el trasfondo de los niños robados

«Tres mentiras”, basada en hechos reales sucedidos en los años 70, se ha rodado en Bilbao. Se trata de una película tierna y llena de ritmo, que salta del pasado a la actualidad de la mano de la protagonista, Violeta (Nora Navas), y su investigación de lo que ocurría hace no tantos años. Su decisión y convicción logrará que dos policías de la unidad de desparecidos (Mikel Losada y Lander Otaola) colaboren a regañadientes en la aclaración de la trama, la venta y adopciones fraudulentas de niños que practicaba la organización El Consuelo.
La película es un thriller social «con el trasfondo de los niños robados», pero «que esconde una historia que va mucho más allá», según Ana Murugarren. «Los casos de los niños robados son un tema que está en plena evolución, pero nosotros hemos querido ir más allá en esta historia», ha afirmado Murugarren, que adelanta que «Tres mentiras» es una historia «de investigación», un continuo salto entre pasado y presente, entrelazado por la situación que viven tres adolescentes que se quedan embarazadas y deben permanecer recluidas en un piso del Ensanche bilbaíno. «Hemos querido reflejar el secretismo que existía respecto de ese tema y todo lo que sufrieron aquellas mujeres», ha destacado Murugarren.
En el filme Nora Navas es Violeta, una tatuadora que inicia una investigación para encontrar a sus verdaderos padres: «Violeta es una mujer sin filtros, auténtica y que llegará hasta el final para conocer la verdad», dice Nora Navas. Durante la investigación, Violeta conocerá a Ángel, un policía de la Unidad de Desaparecidos de la Ertzaintza encarnado por el vasco Mikel Losada.
Está previsto que «Tres mentiras” se estrene en cines a finales de este año 2014.