UNA AMALGAMA DE NÚMEROS MUSICALES, COREOGRAFÍAS, IMÁGENES, SILUETAS Y VOCES PARA MOSTRAR EL FLAMENCO DEL SIGLO XXI

«Flamenco hoy», será una amalgama de números musicales, coreografías, imágenes, siluetas, instrumentos y voces para mostrar los ecos del flamenco del siglo XXI. Nanas, Sevillanas, Tangos, Farrucas, Saetas, Fandangos o Seguiriyas, toda una antología del flamenco que se estrenará en Madrid el 18 de agosto dentro del Festival de Los Veranos de la Villa.
«Flamenco hoy» contará con la dirección musical de Chano Domínguez, con las coreografías de Rafael Estévez y Nani Paños, con la iluminación de José Luis López Linares y con el vestuario de Antonio Alvarado
Para completar este espectáculo teatral, Saura utilizará los variados mimbres que han ido conformando el flamenco, junto a las aportaciones árabes, los lamentos judíos, los ritmos africanos, el pueblo gitano que un día vino de la lejana India, los ritmos de ida y vuelta que van y vienen de Cuba y Latinoamaerica, el jazz… y la impronta del pueblo andaluz.
Carlos Saura, que el próximo octubre recibirá el homenaje de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, ha adelantado que quiere hacer «un espectáculo nuevo porque vamos a incorporar cosas que no se han visto o que vamos a ver de otra manera. Queremos ir un poco más lejos en el flamenco, pero aprovechando mi experiencia y bagaje cinematográfico y teatral en esta música y baile ¿hacia donde?. No lo sé, ojalá salga algo bello y novedoso”, apostilla No hay historia y tampoco un hilo argumental para unir los distintos números musicales, pero Saura confía en la luz para dibujar un arco temporal en el que mostrar el proceso de «nacimiento, juventud y madurez” del flamenco. «Primero es el cine y luego el teatro, donde estás mucho más limitado. Tienes que simplificar las cosas dentro de la máxima elegancia y hermosura”, apostilló el director de este espectáculo con vocación viajera porque recorrerá España a partir de otoño y posteriormente realizará una gira por Latinoamérica.
Saura se ha impuesto la tarea de «ayudar a que se expresen en total libertad los bailaores, cantaores y músicos que combinarán la raíz más honda y tradicional del flamenco con lo más vanguardista y moderno». Nanas, sevillanas, tangos de Triana, peteneras, farrucas, saetas, seguiriyas, bulerías y rumbas se tocan, cantan y bailan en este espectáculo en el que se podría escuchar la voz de algún autor árabe, desvela el pianista gaditano Chano Domínguez, mientras que los coreógrafos Rafael Estévez y Nani Paños destacan que no pretenden innovar: «Vamos a mirar atrás pero hacia el siglo XXI, aclaran.