LA PELÍCULA, QUE SE RUEDA EN NUEVO MÉXICO, SUPONE EL DEBUT DEL FRANCÉS RACHID BOUCHAREB EN EL CINE AMERICANO

Firman el guion el propio Rachid Bouchareb, Olivier Lorelle (cuarta colaboración con el director, con quien ya ganó el premio César al mejor guion por «Días de gloria» («Indigènes») y estuvo nominado en 2012 por «Omar m’a tuer» y el escritor Yasmina Khadra (autor de «El atentado»).
La trama muestra como, después de haber pasado 18 años en una cárcel de Nuevo México, Garnett solo tiene una idea en la cabeza: la reinserción, volver a tener una vida normal. Su «parole officer» (supervisor de la libertad condicional), Emily Smith, le brindará su apoyo; pero pronto el pasado de Garnett lo atrapará. El sheriff Bill Agati pretende hacerle pagar muy caro la muerte de su adjunto, acontecida veinte años atrás.
«La Voz del Enemigo» que da título a la película es un ritual en el que los navajos espantaban los fantasmas de las personas que no pertenecían a su tribu y habían muerto en combate. Por extensión, constituye un acto «mágico” que vuelve el mal fario contra un brujo maléfico.
Rachid Bouchareb ha estado nominado al Oscar a la mejor película extranjera en 1996 por «Poussières de vie», en 2007 por «Días de gloria», valedora asimismo del premio al mejor reparto masculino en Cannes el año anterior, y en 2011 por «Fuera de la ley», que también compitió en Cannes. También ha competido en dos ocasiones por el Oso de Oro de la Berlinale: en 2001 con «Little Sénégal» y 2009 con «London River». La película se rueda a lo largo de nueve semanas en el estado de Nuevo México.