El certamen dedica la jornada a Japón, y proyecta «Errementari», producida por Álex de la Iglesia

Por lo que respecta a la sección competitiva se han proyectado «Jupiter’s Moon», film de ciencia ficción del director húngaro Kornél Mundruczó –que ha recibido el Premio Máquina del Tiempo–, y la producción vasca «Errementari», última película de la Sección Oficial a concurso.

Poco imaginaba el actor Frank Langella que el papel de Drácula que interpretaría al inicio de su carrera y que le abriría las puertas de Hollywood iba a ser uno de los motivos que, años más tarde, le iba a traer a Sitges en el año que celebra sus 50 años de historia. «Hay muchos festivales de cine en el mundo; Sitges ha tenido la grandeza de haber sido fiel a su identidad de género a lo largo de toda su historia. Por eso estoy honrado con el galardón que recibiré esta noche”, ha comentado la estrella estadounidense nominada a los Premios Oscar en una ocasión, y que acumula tres Premios Tony. Frank Langella, que ha participado en un encuentro con prensa y aficionados, recibirá esta noche el Gran Premio Honorífico de manos de Ángel Sala, director del Festival.

La cinematografía japonesa de este viernes 13 ha sido la gran destacada de la jornada. Japón ha participado este año con 17 películas, tres de ellas dentro de la Sección Oficial Competitiva: «Before We Vanish» dirigida por Kiyoshi Kurosawa; «Blade of the Immortal», de Takashi Miike; y «Survival Family», de Shinobu Yaguchi. El Día de Japón en el Festival ha continuado con Takashi Miike y su «Jojo´s Bizarre Adventure: Diamond is Unbreakable», en una sesión especial. Por la mañana, el director Takashi Miike, viejo conocido del Festival –que visitó por primera vez en 2003–, ha compartido con público y prensa una charla sobre el rodaje de la película, que tuvo lugar el año pasado en Sitges. Precisamente, este mediodía, el alcalde, Miquel Forns, ha agradecido a Miike haber rodado en Sitges su film, un hecho que ha permitido proyectar la población en Japón. El acto de reconocimiento se ha realizado en los apartamentos 1840, en la Torreta. Más tarde se ha presentado «Before We Vanish», un drama con extraterrestres del siempre inquietante Kiyoshi Kurosawa, director que en 2006 recibió el Premio Máquina del Tiempo del Festival. La jornada japonesa se ha completado con la tradicional y explosiva «Japan Madness» en el cine Retiro.

Además del premio a Frank Langella, el Festival ha homenajeado al director húngaro Kornél Mundruczó con la concesión del Premio Máquina del Tiempo, que ha recibido en el Auditori Meliá antes de la proyección de su última película, la esperada «Jupiter’s Moon», presentada en la Sección Oficial a Competición. El director de «White God» ha presentado esta vez un original drama fantástico en que lo sobrenatural se mezcla con una de las grandes tragedias contemporáneas como es la inmigración.

También dentro de la sección competitiva se ha presentado «Errementari» («El herrero y el diablo»), la última producción de Álex de la Iglesia y Carolina Bang, dirigida por Paul Urkijo. El film está inspirado en un cuento popular vasco sobre un herrero tan malvado como astuto, capaz de engañar al mismo diablo: «el cuento tradicional que más me gustaba cuando era pequeño”, ha comentado Urkijo a la prensa. Por su parte, Álex de la Iglesia se ha referido a Errementari como «un primer trabajo sobresaliente, con una soltura impropia de un director novel”. La cinta, gótica y fantástica, está llena de misterio y aventura y cuenta con extrañas criaturas que han hecho la delicia de los fans del fantástico.

El cine y la alta gastronomía se han dado la mano hoy en el Festival, gracias a la Sitges Bacanal, una experiencia de cinco sentidos que ha permitido a los dos reconocidos chefs Nando Jubany y Oriol Castro deconstruir la figura de Drácula. La Sitges Bacanal ha servido suculentas y sugestivas degustaciones a un centenar de personas en el Palau de Maricel.