Gustavo Tambascio resucita el mito CON UNA ADAPTACIÓN DE LA OBRA DE MARY SHELLEY

El montaje sigue paso a paso la novela de Mary Shelley, incluyendo aquellos aspectos menos divulgados como el despertar de la poderosa inteligencia de la criatura, sus amargas reflexiones, la desesperación vital y filosófica del doctor Frankestein. En él se incluyen aquellos aspectos menos divulgados como el despertar de la poderosa inteligencia de la criatura, sus amargas reflexiones, la desesperación vital y filosófica del doctor Frankestein, y el espejo en que éste se constituye para el ambicioso marino científico, el capitán Walton. Los aspectos más legendarios del mito de Frankenstein y su monstruo, alimentados por la productora Universal, también están presentes, de modo que la obra bascula permanentemente de la reflexión al thriller gótico, de la meditación al horror romántico.
Durante un debate en un club anarquista del siglo XIX, una feminista, un comunista, un conservador y un personaje literario comentan «Frankenstein», la famosa novela gótica de Mary Shelley. A medida que esto sucede la novela cobra vida y se desarrolla ante los espectadores. Todo se narra en flash back desde un barco en el Polo Norte al que ha llegado el doctor Frankenstein persiguiendo a la criatura que ha creado.
Raúl Peña interpreta a Víctor Frankenstein, el hombre obsesionado y atormentado por la culpa de lo que ha creado, Javier Botet es la criatura, un ser que razona, piensa a incluso supera a su creador; Emilio Gaviria es el profesor Waldman, el investigador y guia intelectual de Víctor Frankenstein; y Eduardo Casanova es Ernest, el hermano menor de Víctor Frankenstein.
El italiano Gustavo Tambascio, director especializado tanto en teatro de texto como en ópera y teatro musical, a la par que escritor, tiene en su haber más de 90 espectáculos. Las primeras etapas de su carrera las desarrolló en distintos países del continente americano antes de establecerse en Madrid, donde ha dirigido en los principales teatros de España. Entre los personajes más destacables del montaje, hay que destacar el de la criatura, que está representado por Javier Botet y por Jose Luis Alcedo. El primero es un intérprete dramático especializado en este tipo de papeles que, por su talento y sus características físicas, se ha convertido en el actor especializado más importante del género.