EL POLÉMICO ACTOR QUE SE CONSIDERA FRANCO-RUSO NIEGA SER UN EXILIADO FISCAL

«Yo no soy un exiliado fiscal, no huyo del fisco», ha dicho Gérard Depardieu, que cumplirá 65 años diciembre. El polémico actor adquirió en enero la nacionalidad rusa después de enfrentarse a las autoridades francesas por el nuevo impuesto a los millonarios del 75 por ciento de sus ingresos. «Tengo siete pasaportes de varios países que amo», ha añadido.

«Pediré el pasaporte de Argelia y el de otros países. Así me ahorro pedir visados porque me considero un hombre libre y un ciudadano del mundo», ha concluido el actor que también posee viñedos en la región española del Priorato.