CARMELO GÓMEZ PROTAGONIZA UNA INTRIGA con el deseo como motor de una historia de equilibrios precarios

Cartagena de Indias es el marco en el que se desarrolla «Lejos del mundo», la historia de Román, un hombre que, tras salir de la cárcel, llega a un hotel de la costa para cobrarse una vieja deuda. Pero su antiguo cómplice, el dueño del hotel, le da menos de lo que espera, por lo que Román decide instalarse en el lugar con la intención de presionarlo. Pero todo se tuerce cuando el botones del hotel entra en su habitación y le roba el dinero. Román atribuye el hurto a dos turistas españolas con quienes pasó la noche, y en su intento de recuperarlo, una de las chicas acaba muerta. A esa muerte le sucederán otras, convirtiendo el apacible ambiente de vacaciones en una pesadilla.
La película es una coproducción hispano colombiana que el guionista Nicolás Saad define como «una historia de equilibrios precarios donde cada uno hace a escondidas siempre está a punto de ser descubierto. También es la historia de una pesquisa que tropieza con desvíos cada vez más absurdos y que no consigue reconducirse”. El guionista añade: «El motor es siempre el deseo. Nadie es capaz de conseguir lo que desea, al menos directamente, y esta imposibilidad parece avivar el deseo y descontrolarlo».
El rodaje ha durado seis semanas durante noviembre y primeros días de diciembre. La postproducción tiene lugar en Madrid. El estreno tendrá lugar en el primer semestre de 2013.