El tercer largometraje de Eugenio Mira llega a EE.UU. con comparaciones con Alfred Hitchcock y Brian de Palma

La película cuenta la historia de Tom Selznick, un virtuoso del piano que decide volver a los escenarios tras un tiempo alejado de ellos por un fallo que cometió. Cuando su concierto comienza, en la partitura ve escrita una amenazante frase, que le advierte que morirá si falla una sola nota de la pieza.
Esta es la tercera película del director Eugenio Mira tras «The birthday» y «Agnosia», ambas poco relevantes en términos de taquilla en su país. En esta ocasión el español se alió con Rodrigo Cortés que se ha encargado de producir el film. Aunque la propuesta es interesante, la película no logró convencer a público y crítica en su estreno en España. A pesar del dinero invertido en la campaña de publicidad, el atractivo de sus protagonistas y una distribución de 169 copias, sólo consiguió llegar al noveno puesto durante el fin de semana de su lanzamiento, en octubre del año pasado y salió de cartel con poco más de medio millón de euros recaudados. La crítica tampoco estuvo de su parte, ya que resaltaron el problema de no saber mantener el suspense a pesar de contar con un argumento potente.
Ahora parece ser que en Estados Unidos el film tiene esperanzas de triunfar. Y es que la crítica norteamericana está resultando mucho más entusiasta que la española, con un 89% de reseñas positivas. Aunque los columnistas se afanan en alabar la película por su originalidad y la puesta en escena de Mira, tampoco se callan a la hora de hablar de errores más que evidentes como las licencias que se toma respecto a los conciertos de música clásica o lo absurdo de algunos momentos. Una de las reseñas se atreve incluso a decir que «Grand piano» es «la mejor película que Alfred Hitchcock nunca hizo». También hay referencias al director Brian De Palma, ya que tanto la trama como los arriesgados movimientos de cámara que se pueden ver en la cinta, llegando a la psicodelia en algunos casos, recuerdan al cineasta responsable de «Carrie» o «Los intocables de Elliot Ness». Así podemos leer en The playlist que es «probablemente la mejor película que Brian De Palma nunca hizo, «Grand Piano» amplía los límites de una sola ubicación, misterios en tiempo real como «Última llamada» y «La habitación del pánico», con un concepto brillantemente simple y elegante de estilo ágil».
Habrá que ver cómo se comporta este estreno en Estados Unidos, ya que está generando expectación. En su contra, aparte de una distribución escasa en número de salas, juega el lanzamiento el mismo día de la secuela de la exitosa «300».