Denzel Washington, Jude Law, Catherine Zeta-Jones y Kelsey Grammer, principales candidatos

Denzel Washington, Jude Law, Catherine Zeta-Jones y Kelsey Grammer han obtenido hoy sendas nominaciones a los prestigiosos premios Tony de teatro, el galardón supremo para los profesionales del arte de Talía. En el caso de Law, recupera a un excelente actor perdido en películas olvidables, escándalos de cama, hijos no deseados, novias casquivanas y permanente presencia en los más amarillistas tabloides.

La carrera de la galesa Zeta Jones no progresa como ella desearía pese a la notabilísima influencia de su poderoso marido Michael Douglas. Ultimamente ocupada en mejorar su «handicap» en el golf y rejuvenecer su cuarentón físico a base de bisturí, la actriz de «El Zorro» ha encontrado refugio y éxito en el teatro. El matrimonio Douglas-Zeta y sus dos pequeños abandonó su paradisíaca mansión en las Bahamas para establecerse en Nueva York, donde ella representa el musical «A Little Night Music». Este trabajo esforzado, con la consiguiente périda de kilos que la prensa amarilla reproduce cada día, le ha valido la nominación al premio de Premios de teatro. También nominada su compañera en el reparto, la magnífica y vigorosa octogenaria Angela Lansbury. Entre los productores, Harvey Weinstein.

A su vez, el veterano actor y excelente músico que es Kelsey Grammer está finalmente sacudiéndose de la sombra del pomposo psiquiatra televisivo «Frasier» (una serie que se repone contínuamente en todas las cadenas televisivas del mundo sin que las audiencias se cansen) recibió su nominación por su mercurial trabajo en «La jaula de las locas». La pieza que inmortalizaron en cine Ugo Tognazzi y Michel Galabru, recibió 11 nominaciones, entre ellas, mejor revival musical. Su «hermano» en «Frasier» en la neurótica piel de Niles Crane, el eminente actor David Hyde Pierce, recibirá el premio Isabelle Stevenson.

El musical «Fela!» empató con once nominaciones, lo que supone un triunfo anticipado de Shawn Carter, conocido como Jay-Z y marido de Beyoncé Knowles, y la pareja de cienciólogos Will Smith y Jada Pinkett, en sus tareas de productores. La segunda obra más nominada, con once en total, es la victoriosa «Fence», a la mayor gloria del estupendo Denzel Washington (que cada vez se toma más años sabáticos para triunfar en el teatro) y la delicada Viola Davis, revelada en «El extraño caso de Benjamin Button». En la producción, Scott Rudin.

Denzel y Jude se disputarán el Tony con Liev Schreiber por «Panorama desde el puente», Alfred Molina por «Red» y Christopher Walken -que empezó de «boy» danzarín en musicales de off off Broadway hace más de medio siglo- con «A Behanding in Spokane». Viola Davis se las verá con la eterna nominada Laura Linney («Time Stands Still»), Valerie Harper («Looped»), Linda Lavin («Collected Stories») y Jan Maxwell («The Royal Family»).

Y buenas noticias para una Scarlett Johansson que sigue luciendo divina en las galas (la cena a la prensa extranjera en la Casa Blanca), anuncios (Mango, Vuitton, lo que sea…) mientras su carrera cinematográfica languidece («Iron Man 2»). La diva ha conseguido una nominación por su joven de clase obrera de «Panorama desde el puente». Otro miembro de la «compañía estable de Woody Allen», Santo Loquasto ha sido nominado por su diseño para «Fences» y «Ragtime», haciendo doblete.

B.H. Barry y Tony Viola recibirán sendos Premios a la Excelencia en el teatro, así como el Eugene O’Neill Theater Center de Waterford, Connecticut, el galardón Regional Theatre Tony Award. Finalmente, Alan Ayckburn y Marian Seldes recibirán el Special Tony Award for Lifetime Achievment in Theatre, es decir, en homenaje a toda una vida y carrera dedicada a las tablas.

La ceremonia de entrega de los Tony de teatro se celebrará el 13 de junio en el legendario Radio CityMusic Hall de Nueva York y será televisado por la cadena CBS.