ALBERTO RODRÍGUEZ PREPARA UN THRILLER AMBIENTADO en la grigada antivicio EN LA EXPO 92

Con José Manuel Poga y Joaquín Nuñez completando el reparto (aun falta por elegir a la intérprete femenina), es un thriller que seguirá el esquema habitual de las buddys movies de policías antagónicos: En el Grupo 7 que se prepara de cara a la Expo, coinciden un aspirante a inspector, inteligente y compasivo, y aún poco maleado (personaje al que dará vida Mario Casas) y un agente muy arrogante, expeditivo y contundente, que será Antonio de la Torre: «Son dos policías antagónicos: uno irá de la luz a la oscuridad y el otro recorrerá el camino inverso», asegura Alberto Rodríguez. «Es género negro, y policial porque la protagonizan policías; pero podían ser gánsteres, porque su comportamiento es parecido».
La película está basada en un hecho real. El Grupo 7 al que alude el título es el Grupo Séptimo de la Policía, uno de los diez departamentos en que se dividió este cuerpo en la capital andaluza cuando a mediados de los 80 se creó la actual Policía Nacional. Cada uno de ellos se ocupaba de investigaciones de temas menores, desde las estafas al menudeo de drogas pasando por los tironeros de bolsos, y sus agentes hacían su trabajo prácticamente siempre en la calle. El Séptimo y el Décimo eran los dedicados al trapicheo de drogas, y en ese ambiente, también en el de la prostitución, se desarrollará este thriller en la Sevilla previa a los fastos de la Expo ’92.
La película estará producida por José Antonio Félez, productor habitual de Alberto Rodríguez, para Atípica Films y La Zanfoña Producciones, con un presupuesto de cuatro millones de euros.