UNA HISTORIA DE VAMPIROS COESCRITA CON CHUCK HOGAN

Guillermo del Toro y Chuck Hogan actualizan en «Nocturna» un mito tan antiguo como en permanente actualidad: los vampiros y el misterio que les rodea. Ambos han colaborado y han puesto sobre la mesa lo mejor de sí mismos y de su propia experiencia como contadores de historias para narrar los primeros cinco días del fin del mundo.
Las plagas, lo fantástico y el terror que provoca una invasión imparable y eterna de vampiros mortíferos conforman la novela, en la que se alejan de la versión romántica de fenómenos como la saga «Crepúsculo» o la serie de televisión «True Blood». Guillermo del toro presenta a sus vampiros como repugnantes y voraces depredadores que entran en guerra con los humanos. Tanto «Nocturna», que comienza con el aterrizaje en el aeropuerto John F.Kennedy de Nueva York de un avión fantasma con todos sus tripulantes muertos, como la segunda y tercera entrega de la saga, «Oscura» (que verá la luz a principios de 2010) y «Eterna», respectivamente, podrían tener su versión cinematográfica.
Ni Del Toro, que se encuentra en Nueva Zelanda preparando la adaptación cinematográfica de «El Hobbit» ni Hogan han asistido a la presentación de «Nocturna» en España, donde, como en el resto del mundo, este martes se lanza esta historia de terror y misterio.
Del Toro actualiza a su manera el mito del vampiro popularizado por Bram Stoker en esta aventura literaria en la que Chuck Hogan –autor de «El príncipie de los ladrones»- ha ejercido de «colaborador y documentalista”, en palabras del director de Suma de Letras, Pablo Alvarez, editorial que edita el libro, que aseguró que en todas las líneas de «Nocturna» está Del Toro. «Guillermo empezó a escribir esta novela hace quince años, tiempo en el que el libro se iba haciendo muy grande y le llevaba por los derroteros de la astrología, la ciencia, la biología. Fue cuando decidió contar con la ayuda de Hogan, al que escogió porque en sus libros nunca había abordado el terror”, añadió Alvarez.
La concurrida presentación madrileña de la novela contó con la presencia e intervención, de algunos de los actores españoles que han trabajado con Guillermo del Toro: Marisa Paredes, Irene Visedo y Eduardo Noriega, que protagonizaron «El espinazo del diablo», Ivana Baquero, la joven actriz de «El laberinto del fauno», y Belén Rueda, protagonista de «El orfanato» en la que Del Toro ejerció como productor.