EL ORONDO MEXICANO SE PREPARA PARA PRODUCIR EL LARGOMETRAJE «MAMÁ», DE ANDY Y BARBARA MUSCHIETTI

En estos momentos, Andy y Barbara Muschietti se hallan inmersos en la escritura en inglés del guión de «Mamá», que Andy dirigirá con Barbara en las tareas de producción. Se dice que Guillermo del Toro hará las veces de «script doctor» y les asistirá de la misma manera que lo hizo con Juna Antonio Bayona para «El orfanato». Los hermanos Muschietti se ganaron una gran reputación con el corto en diversos festivales de cine europeos. Andy se ocupa actualmente de dirigir publicidad audiovisual mientras que Barbara lleva las riendas de su compañía productora asentada en Madrid, Toma Films. Fue Marc Helwig, de Paradigm, quien les ayudó a firmar un acuerdo con Universal. Guillermo del Toro se sientió interesado cuando un cazatalentos de Hollwyood, Russell Ackerman, vió el corto y se lo mostró. Los acuerdos se aceleraron con Universal desde que la productora que Del Toro acaba de fundar con sus compadres Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu -Cha Cha Cha- se cobija en el estudio norteamericano. Por todo ello, Ackerman figura de productor y Gary Ungar y Brian Witten realizarán las tareas de productores ejecutivos. Del Toro lleva meses instalado en Nueva Zelanda, donde ultima la preproducción de «The Hobbit», cuyo rodaje se espera comience en enero del próximo año. Es muy posible que «Mamá» se ruede allí, por la necesidad de efectos especiales de nueva generación y una mayor interacción de Del Toro con los hermanos Muschietti. Pese al secretismo que rodea la escritura del guión, se sabe que la historia gira alrededor de dos niñas, Victoria y Lily, a las que se les aparece el fantasma de quien dice ser su madre. Los encuentros ocurren en una casa de estilo gótico muy parecida a la de «El orfanato». Muchos de los que colaboran en el proyecto dicen que habrá paralelismos con «El laberinto del fauno», una mezcla de elementos emocionales con gotas de genuino terror. Ahora que el cine de Del Toro está volcado en historias que necesitan cada vez más de efectos especiales, lo cierto es que el mexicano se vuelca en sus tareas como mentor en jóvenes realizadores que se hallan en el proceso de reinvención del género. Y aunque el género fue acuñdo en su tiempo y de forma dominante por los norteamericanos, lo cierto es que en estos días el mejor cine de terror se habla en castellano.