encarnó al inspector Dreyfus en la saga de «La pantera rosa» y fue quién se inventó el tic nervioso del personaje

Nacido en una familia aristocrática pobre en Praga en 1917, acortó su complicado apellido al de Lom y apareció en varias películas de facturación local para luego emigrar y establecerse en Reino Unido antes de la Segunda Guerra Mundial. Allí se labró una carrera que le llevó a rodar más de cien películas y a interpretar a numerosos villanos. Interpretó a Napoleón Bonaparte en dos ocasiones, incluida «Guerra y paz» en 1956, junto con Henry Fonda y Audrey Hepburn, y al rey de Siam en la primera producción londinense del musical «El rey y yo» en 1953.

Dos años después, colaboró con Alexander McKendrich en la comedia «El quinteto de la muerte», que significó su encuentro con Peter Sellers, con el que volvería a trabajar de nuevo en los años 60 y 70 con las películas de «La pantera rosa». En ellas, Lom interpretó al irracional Dreyfus junto al desventurado inspector Clouseau, y el éxito del personaje le debe mucho a las improvisaciones de Lom. En una entrevista con el periódico Independent en 2004, Lom recordó que fue él quién inventó el tic nervioso que se convirtió en seña de identidad de Dreyfus. «Empecé por puro nerviosismo y no pude parar», dijo. «No estaba en el guión pero al director Blake Edwards le encantó. Hice estas películas durante 20 años, y después de diez años se habían quedado sin guiones buenos».

Herbert Lom también escribió dos novelas, Enter A Spy (1971) y Dr Guillotine (1993).