El intérprete de «Aida», «Hospital central» y «Todos queremos lo mejor para ella», muere tras ser reducido por los Mossos d’Esquadra en Barcelona

El actor era también un habitual de la televisión catalana donde había trabajado en otras tantas series: «Kubala, Moreno y Manchón», «Ventdelpla», «Temps de Silenci», «La Riera» y «El Cor de la Ciutat».
La muerte de Bayard se produjo ayer 2 de abril por la tarde tras ser arrestado por los Mossos d’Esquadra después de que los agentes fueran requeridos por los dueños de una cafetería en la Plaza Molina porque el hombre estaba muy exaltado y molestaba al resto de clientes de la terraza del local.
Según la versión de la policía, dos agentes de una patrulla acudieron al lugar requeridos por los camareros del local y pidieron al hombre que se identificara, pero esta persona siguió mostrándose hostil y muy exaltada, por lo que los policías pidieron refuerzos. Finalmente, siete agentes consiguieron reducir a Bayard y lo esposaron, momento en el que el detenido empezó a encontrarse mal y se desvaneció, por lo que los agentes llamaron a los servicios médicos de urgencia, que trasladaron al detenido en ambulancia al hospital Clínic de Barcelona, donde certificaron su fallecimiento por una parada cardiorrespiratoria.
Según la página web del actor fallecido, uno de sus últimos trabajos en el cine fue de la mano de la directora Mar Coll en la película «Todos queremos lo mejor para ella» en 2012 y también participó en la tv-movie «Clara Campoamor. La Mujer Olvidada», dirigida por Laura Mañá en 2010, el mismo año en el que interpretó otro papel en la serie «Pelotas».
Alfonso Bayard, diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Barcelona, se formó como actor en el Instituto del Teatro entre 1998 y 2000 y en el Col·legi de Teatre entre 1999 y 2005, y en la actualidad se dedicaba al doblaje publicitario y para televisión y radio.
En el teatro interpretó, entre otras obras, «Macbethladymacbeth» (2008) dirigida por Carles Alfaro, «Amateurs» (2006) dirigida por Denise Despeyroux o «Revolt Perillós», una lectura dramatizada que escenificó en 2002 en el Teatre Lliure.
También participó en los cortometrajes «Rifirrafe» (2011) dirigida por Álex Brendemühl, que compitió en el Festival de Valladolid en 2012, «Korscha» (2008) dirigida por Manuel Pérez y que compitió en el Festival de Sitges en 2009, y «Rumbo a peor» (2008) dirigida también por Brendemühl, con el que que se presentó el Festival de Cannes en 2009.
Las primeras informaciones señalan que el actor falleció tras su detención por parada cardiorrespiratoria, aunque aún faltan por conocer los resultados de la autopsia.