Dirigió comedias como «Vicios pequeños», «La jaula de las locas» o «L’emmerdeur»

Nacido en Burdeos en 1928, Edouard Molinaro tuvo una larga carrera, en la que trabajó con algunos de los intérpretes más destacados de la cinematografía francesa, como Jeanne Moreau, Louis de Funès, Lino Ventura y con el cantante y actor Jacques Brel, al que dirigió en «Mon oncle Benjamin».
Después de iniciarse en el género polar, Molinaro se pasó a la comedia. Su mayor éxito llegó en 1978, con la adaptación de «Vicios pequeños», con Michael Serrault y Ugo Tognazzi. El realizador fue candidato a dos Oscar por este filme: en la categoría de mejor director y en la de mejor guión adaptado.
Su muerte se produce quince días después del deceso de otro grande nombre del cine francés, el realizador Georges Lautner.