EL CINEASTA SUECO, DEL QUE SE NO SE HAN REVELADO LAS CAUSAS DE SU MUERTE, TENÍA 36 AÑOS

Malik Bendjelloul fue encontrado muerto en su casa. El cineasta ganó el Oscar en 2013 en su debut como director por el documental «Searching for Sugar Man». La película era la investigación de dos periodistas surafricanos que deciden averiguar que ocurrió con sixto Rodriguez, un cantante estadounense cuyas canciones pasaron sin pena ni gloria en su país pero que, sin él saberlo, fueron muy populares en la Sudáfrica del «apartheid». Rodriguez desapareció de la escena pública sin dejar rastro.
Cuando el realizador sueco escuchó por primera vez la historia de Rodrigruez en 2008 pesó que era «la historia más increíble» que había oído en su vida y que tenía que contarla. Según explicó el propio Malik: «Estaba pensado como una pequeña pieza de 7 minutos para la televisión sueca. Pero todo el mundo se quedaba sorprendido al escuchar la historia. Ahí creí que esto podría ser algo más grande”.

Con su narración obtuvo, además del mencionado Oscar, el BAFTA a mejor documental, y varios premios en los festivales de Los Ángeles, Durban, Melbourne, Tribeca, Amsterdam y Doha con tan solo 35 años.

Un documental con el que Bendjelloul logró emocionar y sorprender a cada momento, gracias a las pistas que sigue para descubrir qué fue de aquel misterioso hombre que daba la espalda a su público. Como el propio Bendjelloul afirmó: «Es inspiradora y está llena de esperanza. Es una historia optimista”.