El actor era uno de los favoritos de John Ford, con el que trabajó en nueve ocasiones

Sus apariciones más notables en pantalla incluyen un papel co-protagonista junto a John Wayne en 1948 en «Tres padrinos» de Ford, el papel de joven oficial atormentado en el western de 1949 de «La legión invencible», también con Ford y Wayne, y décadas más tarde, en una escena de taberna en la comedia de ciencia ficción de 1990 «Regreso al futuro III». En total, compartió 11 películas con Wayne. Otras películas dirigidas por John Ford en las que apareció Carey fueron «Centauros del desierto» (1956), «Caravana de Paz» (1950),, «Cuna de héroes» (1955), «Río Grande» (1950) o «Dos cabalgan juntos» (1961)
Trabajó con Howard Hawks en «Mesiento rejuvenecer», «Río Bravo» o «Río Rojo», con Andrew V. McLaglen en títulos como «El valle de la violencia» o «La soga de la horca», con Henry Hathaway en «Niágara o «Almas en el mar», con Frank Capra en «Caballero sin espada», con Peter Bogdanovich en «Máscara» o con King Vidor en «Duelo al sol»
Harry Carey Jr. trabajó con todos los grandes directores del Hollywood clásico. Además de una prodigiosa carrera en el cine, que abarca más de 90 películas, Carey fue un personaje popular en la televisión durante una época en la que los westerns proliferaron en la pequeña pantalla, apareciendo en varios papeles en éxitos como «Bonanza», «La ley del revólver» y «Caravana de Paz» en los años 60 y 70.
Carey nació en 1921, hijo de la estrella del cine mudo Harry Carey y su esposa, Olive, también actriz, y creció entre ganado y caballos en el rancho de sus padres de 405 hectáreas en Santa Clarita Valley, California, al norte de Los Ángeles, y se ganó el apodo de «Dobe» porque su pelo era del color del rancho construido de adobe rojizo. Fue conocido con ese apodo durante toda su vida.