tenía 83 años y Estaba considerada como una leyenda del teatro de su país

Inda Ledesma (seudónimo de Margarita Rodríguez) había nacido en Coronel Suárez, Buenos Aires, el 29 de marzo de 1926. Está considerada una de las actrices contemporáneas más importantes del teatro argentino.
Tuvo como maestros a Antonio Cunill Cabanellas y a Augusto Fernández. Desde sus comienzos ha tenido una actitud militante a favor de los derechos de los actores. A lo largo de su carrera fue partícipe de 24 películas argentinas. Sus papeles más importantes fueron en «Viaje sin regreso», en «El hombre de las sorpresas», en «Sección Desaparecidos» y en «Los días que me diste». En 1957 retomó la actividad en cine con dos participaciones. Fue premiada como Mejor Actriz de Reparto por su rol en «Todo sea para nada», de 1957 y en 1962 fue considerada Mejor Actriz del Año por el Instituto Nacional de Cinematografía por «Huis Clos (A puerta cerrada)», de Pedro Escudero.
A mediados de 1964 asumió la dirección artística del Teatro Argentino, donde produjo un repertorio que incluyó obras de Bertolt Brecht, Bernard Shaw, Arthur Miller y Jacobo Langsner.
Como directora se ha destacado en Israfel» (de Abelardo Castillo); su versión modernizada de «Medea» (de Eurípides), «Orinoco» (de Osvaldo Carballido), donde fue reconocida como mejor actriz en 1991 por la Asociación de Críticos e Investigadores Teatrales de la Argentina, «El zoo de cristal», (de Tennesse Williams) por el que ganó el premio María Guerrero tanto en dirección como en interpretación.
En 1975 fue amenazada de muerte por parte de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) y, entre 1976 y 1983 fue censurada al igual que a muchos otros artistas por la dictadura militar impuesta en el país.
En televisión participó en «El tobogán de Jacobo Langsner», con Narciso Ibañez Menta, China Zorrilla y Pepe Soriano en 1971, «Nosotros y los miedos», «Compromiso», «Situación límite» y «Cuentos para ver».